‘Reservoir Dogs’ y la elección de los nombres

Hoy he decidido hablar de una escena interesante del mundo del celuloide que a buen seguro el 90% de los lectores conocerán.

Es la que depara la “elección” de nombres de la banda de gangsters de Reservoir Dogs (1992). La película en todo el conjunto brilla más por sus diálogos y actuaciones que por la técnica en sí pero tiene algunas secuencias como la inicial de la cafetería o ésta que cito que son  memorables. La película es recomendable por varias razones, entre ellas, porque hizo que Tarantino fuera conocido y pudiera rodar dos años después su obra maestra Pulp Fiction.  

Esta escena de Reservoir Dogs es un ejemplo que demuestra que a veces en la vida uno no tiene capacidad total de decisión sobre las cosas que le imponen o se le cruzan en momentos puntuales. Sería muy metafórico y complicado explicarlo pero una cosa queda clara: A menudo alguna vez en nuestra vida tuvimos que decir, con resignación como Steve Buscemi, “Está bien, me quedo con el rosa” (y además tiene que dar gracias por librarse del amarillo).

VER VÍDEO (no deja embeberlo)

Ya saben todos que puede haber dos formas de hacer las cosas: “La mía o la puta calle”, como dice Lawrence Tierney (Joe).

Reflexionen sobre ello. Y quien esté libre de haber percibido esto que tire la primera piedra y escriba (o no) un comentario. Por suerte a mí hace tiempo que no me pasa…

Anuncios

10 pensamientos en “‘Reservoir Dogs’ y la elección de los nombres

  1. Una escena estupenda que no deja de ser, como casi siempre en Tarantino, una idea fusilada de otro. Pero, es su manera de hacer cine; y si no, “a la puta calle”…
    Abrazos.

  2. Me encanta !!!! “Reservoir Dogs” siempre ha encabezado mi lista de películas tarantinianas.
    Excelente elección Alberto.

    Saludos 😉

  3. Bien, Alberto! Una de las mejores escenas de la película. No sabría decirte si prefiero “Reservoir Dogs” o “Pulp Fiction”. En cualquier caso, las dos mejores de Tarantino, hasta la fecha.

    Un saludo 😉

  4. Creo que es el mejor diálogo de la película, por encima del de Like a Virgin. Pues sí, creo que todos hemos sufrido en carne propia algo así, aunque busquemos pequeñas formas de rebelarnos.

  5. Pero si el rosa no es tan malo, jejeje
    La frase de Lawrence Tierney aunque puede parecer autoritaria a veces puede ser necesaria para poner algo de orden, si todo el mundo hiciese lo que le viene en gana todo sería un poco caos y a veces es difícil llegar a un consenso donde todos estén contentos, aunque bien es cierto que no gusta eso de que nadie te imponga nada.

    Je vois la vie en rose 🙂 !!

  6. 39 escalones, en esta ocasión no sé de dónde fusiló el diálogo el señor Quentin pero seguro que se inspiró en algo…

    Ramón y Babel, estoy con vosotros, junto a PULP FICTION, lo más grande que ha rodado este hombre.

    Elphaba, para mí el mejor diálogo junto al de “la propina” (justo después de la conversación de LIKE A VIRGIN).

    Galako, el consenso no existe siempre pero muy a menudo debería ser necesario.

    Saludos a todos!!

  7. A mí tampoco se me ocurre de dónde pudo chupar lo acertado de este diálogo, de esta magnífica escena. y no se me ocurre porque ni de lejos tengo la memoria y la ciencia cinéfila que tiene Tarantino. Pero vamos, que me apostaría una pasta a que las fuentes son reconocibles.

  8. Alberto creo que nunca habíamos hablado de esta escena. Jajaja.

    PD:

    -“Nena, hoy ha sido el puto día más extraño de mi vida”.

    -“Sabes que soy ese tipo de negro que odia…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s