Post reflexivo de autoconvencimiento: como dice Loquillo ‘a hacer las cosas Por Amor’

FOTO: (Puesta de Sol desde la Piazza Spagna, Roma)

Disculpas de antemano ante un post reflexivo catártico. La cultura vuelve pronto porque hay varias críticas comenzadas y por aquí seguirán publicándose cosas literarias, musicales o de cine.

A lo que iba. Tras reflexionar un poco unos días de asueto, esto lo tengo claro: Hay que hacer siempre las cosas que provengan del interior, a ser posible del corazón. A veces nos duele que no nos digan lo que queremos oír, aunque luego nos daremos cuenta que claramente es mejor eso a que te mientan. Y viceversa. También si uno es transparente puede dañar a otros. No me refiero a relaciones amorosas simplemente, sino también a las amistosas, las laborales, etc… extendiéndolo a todos los campos posibles. Como dijo un buen psicólogo: “Tolerancia al fracaso”.

Escuchando a Loquillo, a punto de iniciar nuevos rumbos que no sé hacia dónde se dirigen, me mantengo en que ser a menudo sincero no es fácil y provoca varapalos pero te quita muchos pesos de encima y sobre todo deja una calma en la conciencia que ya quisieran tener para sí algunos y algunas. Para mí, quien se mueve solo en las apariencias y el miedo al qué dirán, para medrar y quedar bien ante el resto, está “muerto en vida”. Todos ellos, (y ellas) que se queden en su mediocridad. No la quiero.

GRACIAS, LOCO, por esta canción y por enseñarnos que lo mejor se hace siempre desde dentro. POR AMOR. Ya sé que “no será fácil viajar a mi lado… dejo huella y cadáveres a mi paso” PERO ME SIENTO DE LUJO, MUY TRANQUILO CONMIGO Y CASI FELIZ por dentro (digo “casi feliz” porque ser FELIZ del todo es imposible).

¡Adiós baches y A POR TODAS!