Atractiva propuesta de ruta cultural con Carpetania Madrid: ‘De Maravillas a Malasaña’

Ayer noche tuve ocasión de disfrutar de la nueva ruta bohemia “De Maravillas a Malasaña”, una de las que viene organizando con gran tino la asociación Carpetania Madrid.

En dos horas y media de duración por las céntricas calles de Madrid fuimos descubriendo historias, anécdotas, curiosidades bien documentadas y un gran ambiente para grupos reducidos de mano de una de las grandes opciones de ocio de la capital: Carpetania.

Llevan años haciendo que la gente DESCUBRA Madrid con otros ojos. Por ejemplo, yo confieso que he pasado cientos de veces por las calles del barrio de Malasaña (antiguamente llamado del Refugio y de Maravillas) y ayer en unas horas aprendí más de lo que imaginaba. ¿Quién fue Manuela Malasaña? ¿Por qué se llama así el barrio? ¿Por qué construyeron la Iglesia del Refugio para los portugueses en época de Felipe II? ¿Por qué eran pintadas de rojo las puertas de madera de las tabernas? ¿Dónde está el pez que da nombre a la célebre calle del Pez? ¿Era María Beano la amante de Velarde? ¿Cómo actuó ésta en el famoso levantamiento del 2 de mayo? ¿Quiénes eran los famosos ajedrecistas Orgaz y Portel de la calle de Jesús del Valle?… y decenas de cosas más.

Les dejo la foto del balcón en la calle San Vicente Ferrer, sobre la Farmacia Juanse, donde vivió la escritora Rosa Chacel y escribió una de sus obras más famosas sobre este barrio.

Hay un buen puñado de paseos estupendos gracias a Carpetania, tanto de noche como de día, para aprender sobre Madrid y pasar un buen rato. Si algún día tienen ocasión y les apetece algo diferente, barato y cultural, esta es una gran opción. También les recomiendo la ruta de Luces de Bohemia y Valle Inclán que hice hace tiempo y al parecer repetirán en breve en próximas fechas.

Un pensamiento en “Atractiva propuesta de ruta cultural con Carpetania Madrid: ‘De Maravillas a Malasaña’


  1. Cuántas veces habré pasado por ciertas calles sin saber muy bien cuánta historia contienen sus recovecos…

    Es triste pero es así. Basta que transitemos de forma rutinaria ciertos caminos para que no le atribuyamos el valor que les corresponde.

    ¡Qué mala es la rutina! ¿verdad?.

    La farmacia Juanse, me resulta tremendamente familiar 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s