El monstruo de Frankenstein, siempre entrañable

Lo que hace precisamente mágico y entrañable al monstruo de Frankenstein es su ternura y humanidad a pesar de su aspecto exterior… Parece contradictorio pero no lo es. Mucha gente con excelente apariencia esconde monstruos. El candor proviene a veces de los menos agraciados.

Verle todos los días delante me hace sonreír a menudo… Fue rescatado de un oscuro lugar y ahora sustenta una base de besos y dorados… Tiene un aspecto divertido y su colorido verdoso le otorga clasicismo y elegancia. Todo un personaje, este Franki.

Anuncios

12 pensamientos en “El monstruo de Frankenstein, siempre entrañable

  1. Antes de entrar en el espacio de los comentarios ya sonreía porque esperaba encontrarme con Alfredo,y,además el tío se alegra de encontrarse aquí.Es broma,Alfredo es un tipo estupendo y algo ligón.Lo sé buena tinta.
    La novela de la Shelley sigue siento una historia todavía hoy no superada.El “monstruo” es simplemente una víctima de su propio creador.Busca constantemente el aprecio,el cariño y el amor de los demás y cuando mata dice”Lo maté porque no me quería”.

    Un abrazo,amigo.

  2. A principios de años pude ver una versión teatral de la novela, dirigida por Danny Boyle en la que quedaba perfectamente explicada la humanidad del “monstruo”, y cómo son las circunstancias y su la misma sociedad las que hacen que se comporte como lo hace… “All I ask is the possibility of love” 🙂

    • uhmmmm, curioso lo que mencionas. ¿Boyle en teatro? Igual me gusta más que en cine incluso, jajajaja (Bueno, “Trainspotting” sí me gusta mucho; otras no tanto aunque tienen un pase pero están sobrevaloradas: “127 Horas” y “Slumdog Millonaire”).

      Gracias Soffi!!


  3. Estos monstruos están totalmente desarmados. De los que debemos cuidarnos es de los lobos vestidos de corderos. Ellos son la verdadera antítesis de los cándidos Frankis, los que realmente “asustan”, o en el mejor de los casos lo intentan.
    Por suerte, una ya tiene edad y experiencia, y quizás cierto don para verlos corretear por las praderas.

    Que Franki siga haciéndote sonreir cada día.

    • Te aseguro que mi Franki es muy cándido, verde y semirígido-semiblandito. Muy gracioso. Fue salvado de las garras del oscurantismo en una tienda donde (casi) nadie le prestaba atención….

      🙂

  4. Pingback: Latino » Blog Archive » El monstruo de Frankenstein, siempre entrañable

  5. Aunque se ha convertido más en un icono cinematográfico que literario me quedo con el Frankestein de Mary Shelley, es verdad, inspira ternura, tiene algo. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s