“Solo tú puedes pagar el rescate” (Bunbury)

Nadie puede salvarme. Nadie sabe lo que sabes y tampoco entregaría lo que vale… mi rescate.

(Enrique Bunbury; El Rescate)

A España no sé si la rescatarán finalmente (la cosa pinta mal) pero a mí solo puede rescatarme ella.