Llega el periodista 3.0

No hay otra. Hay que adaptarse, reciclarse y tratar de ampliar capacidades. Toca aprender a hacer lo máximo posible (y bien) para sentirse realizado y poder llegar lejos. Quien no se adapta, muere.

Anuncios

9 pensamientos en “Llega el periodista 3.0

  1. Estoy de acuerdo. Sin embargo, esa necesidad de adaptarse perpetuamente a los cambios “tecnológicos” oculta una falacia: nunca antes el ser humano ha dispuesto de tantas y tan buenas herramientas para comunicarse, y nunca como ahora el ser humano ha sido más torpe, superficial y banal a la hora de comunicarse. El periodismo es más propaganda que nunca, el análisis es mera repetición de eslóganes, la profundidad cae devorada por la publicidad. La forma, la estética, la velocidad, ocultan a duras penas una enorme nada. Ya lo advirtió don Luis Buñuel en sus memorias. El aragonés era mucho más que escéptico con respecto a la sociedad de la información, acertadamente a mi juicio, porque veía en ella la esencia de la labor de camuflaje, de despiste, de pérdida de anclajes, a través de la cual iban a ser sometidos los seres humanos con unas cadenas más fuertes y sólidas que en cualquier sistema anterior.
    En ese gráfico tan simpático no veo dos cosas básicas: lectura y cultura. ¿Cómo se puede pretender ser periodista sin eso? Y no me digas que “se presupone”, porque en la sociedad del marketing y el olvido rápido no se presupone nada. El otro día una reportera callejera preguntó su nombre a un tipo: “Remigio”, dijo él. “Nunca había oído ese nombre”, dijo ella. Vamos camino del periodismo analfabeto.
    Joé, qué quemado estoy para ser miércoles…
    Abrazos

    • Alfredo, gracias por esa sabia y completa reflexión que nos dejas. En el mundo periodístico (al igual que en otros mundos profesionales) hay mucho intrusismo pero lo que no se puede consentir es la banalidad que tú citas, además de la incultura.

      No concibo a un periodista que no distinga cosas como el “Haber” del verbo “haber” y el “a Ver” del verbo “ver”. O que no sepan poner acentos, o que no sepan construir frases gramaticalmente correctas.

      Hoy en día vale todo. Y me da pena e incluso asco a veces… porque desprestigian un poco más nuestra amada profesión.

      Un abrazo, entiendo que estés quemado aún en miércoles.

  2. Pues mira por donde, yo no consigo ver la foto bien, aunque ya la vi en su momento por otros medios 😉

    Buscando un poco la he encontrado mejor:

    Y sorpresa, correspondiente a este mismo artículo, pero algo más legible:
    http://noticias999.com/a/1437184/llega_el_periodista_3.0

    [El Google, que ayuda un montón indexando todo lo indexable. Otro día pondré Buscar: “mis llaves” a ver si me las encuentra]

    Pues lo que veo en la imagen no parece muy lejano a las cualidades naturales de un periodista (lo cual es muy positivo).
    Pero sí me escama lo que se desprende de él sobre un periodista de hoy en día, y que por desgracia ocurre también en muchos otros trabajos. Yo lo llamo el mal de “esloquehay”, donde no sólo teniendo como requisito el ser un buen periodista, debe ser un buen diseñador y editor (con técnica y práctica), ser ducho con cualquier cacharro y dispositivo multimedia (y si libera móviles mejor), conocer y saber usar todas las tecnologías de divulgación digital… y participar activamente en todas ellas, indudablemente. Estar al día de todo, redactar perfectamente en apenas cinco minutos, y publicar en dos para que la jugada salga por apenas 10 minutos de trabajo, y claro, todo esto SÓLO. Porque el resto estará chateando con la técnica del aguilucho.

    La omnipresencia, omnisciencia, omnipotencia, .. y todo por el módico precio de un alquiler que si me apuras es al mes pero en otros, ESO, ya es mucho pedir.

    Nunca me ha importado aprender y reinventarme si hace falta, pero no me parece convincente cumplir como cuatro y recibir un cuarto [Cuando los beneficios sí sabemos que son por ocho o dieciséis]

    La respuesta es sencilla. El periodista 3.0 debe saber de todo, menos llegar a cobrar por lo que vale.

    • Gracias por tu completísimo comentario, Javier.

      Desgraciadamente tienes mucha razón en lo de “saber de todo menos llegar a cobrar por lo que vale”. Y luego hay miles de empleos sobrevalorados donde los millones vuelan: fútbol, fórmula 1 o negocios bancarios, sin ir más lejos…

      Un abrazo

  3. Pingback: Latino » Blog Archive » 8 años sin Miguel Ángel Benítez, "er Migue" de Los Delinqüentes + (‘Chinchetas en el aire’)

  4. Tienes mucha razón, hay que adaptarse a los nueos tiepos. Una pena que el mercado laboral periodístico sea tan cerrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s