10 Muestra Syfy: jornada 2

La segunda jornada de la Muestra Syfy de la décima edición dejó bastantes sombras e irregularidad, cuando la cosa prometía todo lo contrario. En realidad, pudieron verse cuatro películas, bastante dispares, además de un cortometraje (el debut en la dirección del joven Eduardo Casanova, actor conocido por su papel del resabiado Fidel en la serie Aída). El corto, llamado Amor de Madre, se presentó en exclusiva y en el reparto destaca Ana Polvorosa. Interesante sin más, un giro sobre el mundo de zombis en una familia, aunque dura 15 minutos que parecen 30. Pasable.

La tarde había comenzado con la asiática Kenshin, adaptación en Live Action del manga y anime del mismo nombre. Es la única que no pude ver y quizá hubiera dejado mejor sabor de boca ante todo lo que llegó a continuación.

Grabbers_fotopelicula

La irlandesa Grabbers (“Trincadores” era el término para designarlos en la versión subtitulada de la cinta) fue sin quererlo la protagonista de la jornada. Era algo que se tornaba en principio mediocre y para pasar un rato entretenido y resultó siendo lo mejor del día. Grabbers, que ya se proyectó en la sección oficial de Sitges, nos cuenta la historia de un pequeño y tranquilo pueblecito pesquero irlandés. A él llegan unos monstruos (una especie de pulpos alienígenas con tentáculos gigantes) que necesitan del agua para sobrevivir y se alimentan de sangre humana. Dos policías (un jefe alcohólico y su compañera, muy bella y recién llegada al pueblo) tendrán que intentar acabar con estos seres. El reparto lo completan los personajes del pueblo: el tabernero y su mujer, el científico, el pescador también alcohólico, etc… y la gracia de todo el asunto es que el alcohol en sangre de las personas es nocivo y tóxico para los seres. Por eso, intentan pasar borrachos buena parte del tiempo para evitar ser atacados por ellos. Algunos momentos divertidos y técnicamente bastante trabajada, es un filme del montón para pasar el rato. A la postre, como digo, resultó lo más destacable de la jornada.

BoneBoys

La siguiente proyección fue Boneboys, vendida como La matanza de Texas en una sociedad actual y moderna. Se parecen como un huevo a una castaña porque Boneboys es toda una tomadura de pelo sin sentido. De las pocas veces que he visto gente abandonar la sala en una Muestra Syfy. Arranca bien con una introducción curiosa de una joven que es secuestrada en una furgoneta. Luego, cambia el punto de vista a cuatro adolescentes (dos chicos y dos chicas) que tienen un percance en carretera con unos jóvenes en una gasolinera. En su persecución entre coches, se cruzan con un perro al que atropellan sin querer. El perro pertenece a un grupo de peligrosos tipos duros y malos con chupas de cuero y semblante serio que empiezan a perseguir a todos los anteriormente citados. Guion sin lógica ninguna, personajes sin trabajar y todo lo inimaginable en un filme olvidable que termina rotando hacia un lugar cavernoso donde aparecen un científico chiflado vestido de mujer, un apuesto galán francés y un grupo de jóvenes descerebrados que torturan y se alimentan (supuestamente) de carne humana. Infumable. La gente aplaudía cuando salía el plano de la luna llena como cortinilla (sale unas 10 veces). Imagínense… Mala no. Peor. En el terror NO todo vale, señores.

johndiesattheend_cartel

La tarde noche puso su punto y final con la muy esperada John Dies at the End. Muchas cosas buenas se habían dicho y escrito sobre este filme de Don Coscarelli, donde Paul Giamatti ejerce de actor de reparto y productor. La película tiene originalidad moderada pero aún con bastante metraje entretenido y buenos toques de humor, se destruye a sí misma. Quiere contar con humor cómo un par de jóvenes protagonistas tienen que salvar el mundo. Menciones a las drogas y los efectos dimensionales, un joven (David Wong) explica su increíble historia a un reportero (papel que encarna Giamatti). El joven y su amigo John fueron capaces de ver cosas inexplicables gracias a un pinchazo en jeringuilla de una sustancia a la que llaman “salsa de soja”. Esta jeringuilla la proporcionó un jamaicano llamado Robert Marley, al que conocieron en una fiesta. Viajes en el tiempo, homenaje sutil a Kubrick en Eyes Wide Shut incluido, el resultado podría haber sido mejor.

Si la película tuviera un equilibrio en la historia y una chispa mayor en su tramo final, sería interesante. Con demasiados personajes absurdos, está lastrada por sus propias ganas de dar cada vez mayores giros y se queda en aceptable. Va empeorando según evoluciona. Una pequeña decepción.

Alberto Quintanilla

4 pensamientos en “10 Muestra Syfy: jornada 2

  1. Vaya, pues tenía ganas de ver qué decías sobre Kenshin. El panorama del primer día no parece muy atractivo, no.

    Qué irlandés es eso de que tengan que estar todo el día empinando el codo para defenderse de ataques de ese tipo XDDD. Los pubs no quiebran allí, no😛.

  2. Muy buen repaso de esta jornada de La Muestra. Coincido con lo que comentas, Grabbers fue la más simpática y destacada, mientras que Boneboys daba vergüenza ajena.
    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s