Crítica: ‘Monstruos University’

Si Pixar tuviera que elegir en el futuro entre un puñado de filmes entre su celebrada filmografía, junto a la trilogía de Toy Story, Los Increíbles, Buscando a Nemo, Ratatouille, Wall-E o Up, seguro que sería Monstruos S. A. una de las favoritas y más recordada por pequeños y mayores (y eso que fue una de las primeras en realizarse, allá por 2001). Mañana viernes 21 de junio llega a España una nueva película de la famosa franquicia que ha dado un golpe de la mesa en el mundo de la animación.

Para intentar demostrar seguir en buena forma, la famosa factoría estadounidense de animación acomete su primera precuela con Monstruos University y rescatando a los personajes principales de la citada Monstruos S.A.

monstruos_university_blogTraslaspuertas

Antes de anticipar nada más, para quien sea fanático de las comparativas, aclarar que esta entrega es inferior a la original básicamente porque en aquella, junto a los simpáticos Mike Wazowski (monstruo verde pequeño y de un solo ojo) y Sulley (monstruo gigante azul peludo) aparecía un personaje carismático e inolvidable: la pequeña Boo. Esa niña no ha tenido sustituta ni nada que nos haga olvidarla en esta precuela que se sitúa muchos años antes de la primera película originaria. Pero aunque el nivel baja sería injusto no reconocer que al menos el producto es divertido y agradable de ver, especialmente para niños y adolescentes antes que para adultos.

En este caso, la historia abarca la infancia escolar y universitaria de Wazowski, que sueña con convertirse en un asustador profesional. Para ello, debe prepararse adecuadamente y superar los problemas que le surgen, al no tener cualidades suficientes para ello. En cambio, su compañero universitario Sulley, que proviene de una familia experta en ser asustadora, tiene muchas dotes pero pocas ganas de estudiar y prepararse. Ambos están condenados a entenderse porque deben competir ante un grupo de rivales que son los más avezados estudiantes y les pueden quitar su puesto en el selecto grupo de posibles asustadores futuros. La competición, llamada sustijuegos, irá haciéndoles pasar pruebas pero para ello Sulley y Mike tendrán que adaptarse a una dificultad añadida: los torpes y bonachones monstruos que forman parte de su equipo.

monstruos_university2_blogTraslaspuertas

Es esta una película mucho más infantil, liviana y suave que la anterior, donde el carácter de forja de una gran amistad entre los dos personajes es el mensaje más valorable. Uno de los éxitos de esta pareja de monstruos tan diferente entre sí es su mezcla de caracteres, su capacidad de formar un peculiar equipo que les hace salir adelante ante las dificultades. Dan Scanlon, director de la película y debutante tras la cámara, toma el lugar de Pete Docter, autor de Monstruos S.A. pero mantiene el espíritu de aquella en casi todo el metraje. Por cierto, Randy Newman repite en la banda sonora, muy similar a la de la primera entrega.

No será esta la película clásica de Pixar a situar en el olimpo de su filmografía pero se deja ver con agrado y quizá eso sea lo importante. No obstante, una película de Monstruos sin Boo es algo menos película de Monstruos (o al menos así me lo parece a mí).

monstruos_university3_blogTraslaspuertas

Dos recomendaciones finales para quienes acudan a los cines. Opten por la versión original con Billy Crystal y John Goodman a las voces. El otro consejo es que nadie se pierda el corto previo que acompaña la proyección de Monstruos University. Se llama The Blue Umbrella y nos presenta a dos paraguas de colores (uno azul y otro rojo) que encuentran su destino amoroso entre la multitud lluviosa de una gran ciudad. Este corto está dirigido con acierto por Saschka Unseld.

Alberto Quintanilla

3 pensamientos en “Crítica: ‘Monstruos University’

  1. Me conformo con esas virtudes que has dicho, que el lunes les regalo a mis dos sobrinos una tarde de cine por las buenas notas, y mucho mejor si los tres lo pasamos bien🙂. Por la opción de la versión original te adelanto que no por razones de peso, pero sí que escogeré una opción sin 3D.

    • Tus sobrinos lo pasarán en grande (y quizá tú también). Pues nada, ya nos cuentas a todos qué tal con el doblaje de Segura y Jose Mota…

      Nuestro pase de prensa fue en 2D y creo que es una buena opción.
      🙂

  2. Nunca agradeceremos lo bastante a Hollywood sus ímprobos esfuerzos en favor de la ciencia: llevan buscando desde hace años que el cerebro humano adquiera el tamaño de un cacahuete. Y lo están consiguiendo, me temo.
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s