‘The Cabin In The Woods’ llegará a los cines de España

cabin-in-the-woods-poster

Ha sido complicado. Muchísimo tiempo ha pasado desde que la famosa película The Cabin In The Woods (La Cabaña en el Bosque) fuera convertida en una pequeña obra de culto de la que todo el mundo oía hablar y a todos encantaba. Es el típico ejemplo de filme por el que nadie da un duro y por el que las majors parecen no querer apostar. Se fue condenando al ostracismo poco a poco y nadie tenía el valor o el dinero (o ambas cosas) para lanzarse a distribuirla.

Sin embargo, la película se convertía en fenómeno de masas allá por donde pasaba. Fue un éxito rotundo en el pasado festival de Sitges. La gente hablaba y hablaba de ella sin parar. Yo estaba cada vez más “mosca” pensando que era un producto inflado. Al fin y al cabo, uno descubre después que no es un filme corriente de terror, sino que da una vuelta al género y se adentra en una historia más amplia y compleja que solo se percibe en pequeñas pistas a lo largo del metraje.

The Cabin

De hecho, yo llegué a la pasada edición de SYFY de cine fantástico en Madrid casi virgen sobre este filme. La sala, abarrotada, había visto The Cabin In The Woods por internet o la había adquirido en Blu-Ray comprada internacionalmente, o la había disfrutado en Sitges. Éramos cuatro gatos contados los que no teníamos ni idea del asunto y nos tapábamos los oídos para no escuchar comentarios sobre ella. Me sentí más extraño que un pulpo en una autopista. Al fin pude verla y compartir la experiencia con un montón de gente que sabía todos los giros, los momentos clave… y fue increíble. La mejor película del Festival de largo.

Entre los actores destacan los conocidos Richard Jenkins o el marido de Elsa Pataky y célebre superhéroe Thor: Chris Hemsworth. El director es el debutante Drew Goddard, que ha sorprendido a propios y extraños -fue el escritor de la historia de Cloverfield (Monstruoso).

Hace unas horas, Iván Barredo, responsable de la humilde distribuidora GOOD FILMS, confirmaba la noticia. The Cabin In The Woods se exhibirá en varios cines españoles, presumiblemente el próximo 8 de noviembre, y será posible gracias a la ayuda de Canal Plus y de La Aventura Audiovisual.

Un GRACIAS muy grande para todos los que lo han hecho posible. Disfrutar de una película así en el cine no es habitual (creo que gustará a públicos amantes del terror clásico, incluso también más friki, pero también sorprenderá al público de temática general que no sea fan del género de terror al uso).

De acuerdo, no es Casablanca pero desde otro punto de vista ¡Es muy disfrutable, en serio!

Alberto Quintanilla

TRÁILER The Cabin In The Woods

10 Muestra Syfy: jornadas 3 y 4

La jornada número 3 de la Muestra Syfy fue la que trajo mayores alegrías y filmes más o menos provechosos, entre ellos la joya de toda la edición, que no ha sido otra que The Cabin in The Woods. Una película que ya ha trascendido su realidad y pasó a formar parte de los circuitos como “filme de culto”. Este tipo de etiquetas son complicadas de usar a menudo pero en este caso influyó el hecho de que, tras su exitosa aceptación en el pasado Festival de Sitges, la película dirigida por Drew Goddard y producida por Josh Whedon no encontró distribución en España.

cabin-in-the-woods-poster_traslaspuertas

Vertice Cine se fijó en ella y estuvo apunto de lanzarla pero la cosa se estropeó y finalmente el filme quedó inédito en nuestras salas. En la Muestra Syfy esta película fue la primera en agotar las localidades con reserva previa y la expectación suscitada valió la pena. Casi todo el mundo la había visto (o en Sitges o por Internet o como pudo) y repetía para verla en pantalla grande. Yo era de los cuatro gatos que aún no sabía del todo bien de qué iba este filme con pinta de slasher que se engrandece por su grandes giros de guion y originalidad máxima. Es muy recomendable para todo fan del cine “distinto”, ya que va contando cosas cada vez más extrañas y tramposas pero aceptables. Es decir, nada de lo que ves es lo que parece. Todo se torna en un pequeño rompecabezas. El metraje va soltando sorpresas y pistas nuevas a cada tramo, lo cual siempre engancha. Es una pena que no llegue a los cines. No vamos a engañar a nadie: The Cabin in The Woods no descubre la pólvora pero es muy interesante. Además, vemos desfilar a Richard Jenkins, Kristen Connolly o Chris Hemsworth en papeles muy curiosos.

twixt_fotoblogtraslaspuertas

También pudo verse el sábado Twitx la nueva propuesta de Francis Ford Coppola, una película que homenajea al gran Edgar Allan Poe y deja detalles de sus grandes obras a través de los ojos de un escritor que pasa momentos personales complicados (interpretado por un semi resucitado Val Kilmer). Fotográficamente impecable, la participación de Elle Fanning como niña vampira que se emparenta con el mencionado escritor y a través de la cual va conociendo una sórdida historia del pasado en un perdido pueblo, hace que el filme valga la pena. No es lo mejor de Coppola pero esperar que el realizador vuelva a hacer El Padrino o Apocalypse Now es caer en saco roto. Es un Coppola libre y con artificios propios que decide meterse en una historia vampírica que a mí me convenció bastante y ha sido bien elegida en la Muestra Syfy de este año.

La jornada 3 dejó también dos obras como Wolf Children (filme de animación japonés que no pude ver) y Antiviral, la obra de Brandon Cronenberg con un actor genial: Caleb Landry Jones. La idea de Antiviral es muy buena: Un vendedor que trabaja en una clínica que se dedica a vender enfermedades de famosos para los ciudadanos termina volviéndose adicto a las propias enfermedades de su musa y cae enfermo, a punto de morir. Además, vende de contrabando materiales, fomentando la locura de la sociedad. El talento de Cronenberg no llega al nivel del de su padre y los excesivos planos de hospitales, clínicas y agujas saturan. Filme que se queda a medio gas con momentos interesantes y un actor grande que no puede salvar el excesivo y alargado metraje. Se puede ver en un pequeño papel a Malcolm McDowell. 

La noche terminó con la pseudo película asiática Dead Sushi. Rodada en formato de vídeo (con un formato premeditadamente cutre) quiere mostrar sin pretensiones y para un público decididamente friki cómo una joven cocinera experta en sushi tendrá que luchar contra sushis asesinos voladores. Como ejemplo del absurdo guion, solo mencionar que un sushi de huevo (bautizado como Eggy, Huevón) se hace amigo de la protagonista y le ayuda en su faena. Absurda, olvidable y muy cutre. Será alabada por la modernidad friki que adora este tipo de filmes. También pudo verse el meritorio corto de Martín Rosete llamado Voice Over (guionizado por Luiso Berdejo).

alien_blogtraslaspuertas

Y el domingo llegó la última jornada 4, con el plato fuerte de la Sesión Phenomena. Presentada por el director Nacho Cerdá, la sesión ofreció en pantalla grande y versión original dos clásicos imperecederos de la ciencia ficción: Alien, el octavo pasajero y Desafío Total. La primera aguanta mejor el paso del tiempo que la segunda pero ambas son dignas cintas de ser mostradas aunque ya casi todo el mundo las haya visto varias veces.

Cockneys Vs. Zombies (entretenida y divertida película sobre zombies ambientada en Londres al estilo de Attack The Block). Con una gran banda sonora británica de pop rock y unos títulos de créditos iniciales y finales en clave de cómic, mezcla humor con gore entre ancianos y jóvenes. Dos hermanos intentan ayudar a su abuelo a no perder su residencia. El abuelo (Alan Ford) no sabe que sus nietos intentan robar un banco para conseguir dinero mientras el East End de Londres comienza a infectarse de zombis. ¿Cómo escaparán y entregarán el dinero a su abuelo? ¿Cómo salvarán a los ancianos encerrados en la residencia rodeada de zombies?

La 10 Muestra Syfy concluyó con la secuela de El último exorcismo (que no vi) pero a poca gente pareció agradar. Una Muestra que dejó momentos memorables y una vez más volvió a pasar volando. Hasta la edición próxima, solo queda saludar y agradecer a sus organizadores que sigan apostando por este tipo de cine en la capital.

Alberto Quintanilla

Crítica de ‘Thor’, entretenimiento efectivo para el comienzo de una nueva saga

La reconversión del género de superhéroes y su posterior adaptación al cine parece, de algunos años a esta parte, una tónica habitual que no deja de producir cintas con desigual acierto. Sería interminable mencionarlas todas.

Parece loable el hecho de que el reconocible y cuidadoso Kenneth Branagh haya sido el encargado de dirigir un filme sobre Thor, el Dios del Trueno, estimable personaje de comic de la factoría Marvel creado por Stan Lee que aún no había sido trasladado a la gran pantalla. Suscitaba cuanto menos curiosidad cómo enfocaría el apasionado adorador de la figura de Shakespeare este tipo de producto, tan alejado de lo que venía haciendo a lo largo de su estimable carrera.

Con 150 millones de dólares de presupuesto y un reparto donde destacan Chris Hemsworth (marido de Elsa Pataky y absoluto protagonista del filme) y los oscarizados Natalie Portman y Anthony Hopkins, los mimbres parecían suficientes para que el resultado fuera por lo menos consistente.

Se puede decir que Branagh cumple en su acercamiento al género y logra una película efectiva donde el entretenimiento y los efectos digitales están por encima de la profundización de otros aspectos. Quien exija algo más caerá de lleno en la decepción. El divertimento y la intención de insuflar algunos tintes humorísticos parecen cubrir los objetivos básicos. Aún así, está lejos de las memorables cintas de superhéroes profundas, personales y creativas como Batman The Dark Knight e incluso la que fuera en su momento la mejor cinta de la saga Spiderman de Sam Raimi (Spiderman 2).

A Branagh se le reprochará que los personajes en general resulten algo planos, que Natalie Portman no haga el papel de su vida y que muchos secundarios del reino de Asgard sean meras comparsas cuando podían haber resultado interesantes de haber sido desarrollados. En cambio, tenemos a favor a un Hemsworth que se convierte en un Thor convincente, airado, con carácter y personalidad.

Es en las escenas del reino de Asgard donde la acción, sumada a la tecnología 3D, hacen que Branagh convenza más, usando en la trama el elemento triangular de conflicto entre padre e hijos (Odín Thor y Loki), directamente heredero de los mejores dramas Shakespearianos mezclado con la mitología nórdica. Brilla también la película en algunos bellos planos de Asgard que recuerdan por momentos a la Tierra Media de El Señor de los Anillos. Lástima que el director irlandés patine con ciertas carencias en el desarrollo de la historia que tiene lugar en la Tierra (concretamente en Nuevo México), ya que se pierde bastante fuelle, patinando casi todo lo logrado anteriormente.

Haciendo balance, el producto queda más o menos interesante y sirve para arrancar una nueva saga. Habrá que quedarse con eso.

LO MEJOR: Todo lo que tiene lugar en Asgard y su recreación con efectos digitales. El triángulo de personajes Odín, Thor y Loki.

LO PEOR: Algunos elementos forzados para el humorismo pueril.