Harrison Ford y el cine. El día en que pude saludarlo

Harrison Ford no necesita presentación alguna hoy día pero ha formado parte de nuestras vidas durante mucho tiempo. Si alguien me hubiera dicho, de pequeño, viendo sus películas (Indiana Jones, Star Wars, Falso Culpable, Frenético, Blade Runner, Único Testigo…) , que algún día podría conocerlo en persona, saludarlo y entrevistarlo durante unos minutos (yo solo, no en grupo con más prensa) y en un set de TV no me lo hubiera creído. Y encima acompañado de un grande del cine actual como Ryan Gosling.

La excusa fue la presentación en Madrid de Blade Runner 2049. Amar el cine implica amar a los buenos actores y las buenas películas. Y ambos han hecho bastantes y saben de ésto. Tanto Ford como Gosling (los links van a sus trayectorias).

Especialmente Harrison Ford me ha hecho mucha ilusión. Porque su figura respira y es cine. En decenas y decenas de entrevistas de este estilo que he podido hacer siempre hay algunas especiales. Y esta lo es y por eso dejo reflejo de ello en estas letras para recordarlo en el futuro por si el tiempo hace que se desvanezcan los recuerdos. Esto ha sido real. Lo he podido hacer.

No pasa muchas veces en la vida que sucedan cosas así. Ojalá sigan pasando iguales o mejores. Estas experiencias nunca me las quitará nadie. Eso es lo bueno de la vida… que a veces da pequeños (GRANDES) regalos de este estilo. ¡Gracias!

 

Anuncios

Entrevista a José Manuel Serrano Cueto: ‘No releo mis libros, me producen incluso dolor’

Conocí por casualidad a José Manuel Serrano Cueto cuando me llamaron para una entrevista en el grupo G+J. Yo no sabía que aquel chico con aspecto serio pero afable y sonriente acabaría siendo compañero mío de trabajo durante un tiempo. Y además, amigo. Lleva a su tierra, Cádiz, muy dentro del corazón y contagia su amor por el cine a los que tienen la suerte de rodearle. Me pidió hace meses una entrevista “para desahogarme y contar cosas que me apetece contar”. Cumplo mi promesa,  aorovechando que acaba de comenzar el rodaje del documental  ‘Contra el tiempo’. Serrano Cueto se desnuda y se muestra más sincero y directo que nunca. Espero que les guste.

*Con tan solo 34 años has trabajado en múltiples lugares y desempeñado diversas y curiosas tareas pero ¿Quién es realmente JMSC?
Un chaval que nació en un barrio obrero de Cádiz y que intenta ser mejor persona cada día.

*¿Qué trabajo o profesión no volverías a desempeñar jamás en la vida, salvo que no te quedara más remedio para subsistir?
El de vigilante de seguridad. No fui vigilante con chapa, pero sí estuve en el equipo de vigilancia de El Corte Inglés de Callao, en Madrid, y luego en una nave abandonada en Alcorcón. Esto último era más llevadero, sobre todo porque estaba solo y tenía ordenador y tele, pero lo de Callao fue otra cosa. Teníamos movidas todos los días. Te puedo contar decenas de anécdotas a este respecto, pero para no aburrir te contaré sólo una: un día me enganché a la espalda de un individuo enorme que había salido corriendo desde el supermercado cuando el vigilante intentaba pararle porque supuestamente había robado. Tuve que atenazarle los brazos desde atrás para que no golpeara a mi compañero. Y yo ni tenía preparación ni nada, como el resto de los compañeros que trabajaban allí sin chapa y se dejaban el tipo por unos míseros euros. Tengo que decir que mi relación con ellos fue muy buena en la mayoría de los casos y que los vigilantes solían portarse con educación; pero a mí me bastó con las pocas veces que vi pasarse de la raya a alguno. Además me daba realmente igual que se robase en El Corte Inglés.

*¿Qué sueño te hubiera gustado cumplir desde niño y aún no has alcanzado?
Desde niño siempre quise ser actor. Ese ha sido el gran sueño de mi vida… Y mi gran frustración, pero una frustración que con el paso del tiempo he ido transformando. O sea, he conseguido que no me martirice tanto el hecho de que hoy no sea actor, sobre todo porque he tenido otras opciones que también me han gustado mucho. Es más, en vez de quedarme con resquemor hacia los actores, con cierta envidia, sigo amando el mundo de la actuación y a quienes participan de él. Pero en realidad no soy actor porque no he hecho lo suficiente; porque, si te digo la verdad, el complejo que he sentido siempre con mi voz me ha frenado en muchas ocasiones. En Cádiz estuve en un grupo de teatro mucho tiempo, luego en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga hice de actor para mis compañeros… Pero siempre estuve disponible cuando no tenía que pasar una evaluación porque me daba pánico que me dijeran: “tienes una voz muy cascada, tienes nódulos, tienes que ir a que te vea el foniatra…”. Hoy guardo una carta de un foniatra en la que se dice que no tengo absolutamente nada, que mi voz es así y punto. Nunca había contado esto, la verdad, pero lo hago ahora porque así me demuestro a mí mismo que es verdad que he superado mi complejo y que el mundo no se acaba si los sueños no se cumplen. Hay muchas más opciones para soñar.

*Probaste a estudiar Filología Hispánica pero no la terminaste. ¿Te gustaría retomarla algún día?
No, no, yo estudié Filología Hispánica porque tuve un año muerto. O sea, cuando terminé C.O.U. me metí en la universidad de Cádiz mientras esperaba para presentarme a las pruebas de la Escuela de Arte Dramático de Málaga. A mí no me gustó nada lo de la Filología, sobre todo por los profesores, que me cansaban notablemente. Me pasaba lo mismo en el instituto. No puede ser que a mí, que me entusiasma la literatura, que he leído siempre, las clases de Literatura en el instituto me sacaran de quicio por lo muermo que eran. Y lo mismo con Mitología en Filología Hispánica, por ejemplo. ¡Cómo se puede enseñar Mitología leyendo unos apuntes aburridísimos! La motivación que transmitía la profesora era nula. O sea, que ni siquiera terminé el año porque aquello no era lo mío. Mi mundo iba por otro lado.

*¿Desde cuándo se despertó en ti el amor por el cine?
No recuerdo cuándo. Si echo la vista atrás siempre me veo a un niño yendo al cine o disfrutando de las películas en casa. Siempre digo que me aficioné al género de terror gracias a TVE y al ciclo de la Universal que programó hace años, pero si me esfuerzo más creo que fue Gene Kelly bailando y cantando bajo la lluvia quien me dejó anonadado. Durante algún tiempo intentaba emularle de camino al colegio.

Sigue leyendo

Entrevista a Elena Anaya, una de las mejores y más bellas actrices españolas

Además de ser guapa, Elena Anaya es un encanto. Hoy viernes 15 de enero se estrena Hierro, thriller psicológico de Gabe Ibáñez que protagoniza la propia Anaya (la interpretación de ella y el aspecto visual son lo más destacable del film). Para los lectores interesados, ahí va el link a la entrevista que he realizado para Pasión por el Cine.