Un año sin ‘Lost’ (Perdidos) y la vida sigue

Ha pasado (muy fugaz, por cierto) un año desde aquel final esperadísimo de la serie por excelencia en este siglo XXI: Lost (Perdidos). Vi la serie con agrado durante sus seis años de emisión (casi siempre gracias a Internet, como la mayoría), así que pude ir siguiéndola casi al día. Parece mentira que haya pasado tan rápido el tiempo pero así es.

Ya escribí por entonces mi opinión sobre el irregular final que dieron a la serie. Hoy, el recuerdo sigue siendo grato y habrá que revisarla alguna vez. No se podía contentar a todos, eso es cierto. Yo soy uno de los descontentos porque esperaba un final grandioso para una serie grandiosa. No me lo dieron. Eso sí, al nivel general de la serie le doy un notable alto y agradezco que me hiciera disfrutar durante tanto tiempo.

Lost fue muy buena. También me encantan Downton Abbey y Dexter, como muchos lectores saben.  Sin embargo, para mí la mejor serie que se ha hecho nunca para TV es TWIN PEAKS. Lo de Lynch no lo ha superado nadie. Y lo sigo manteniendo, sin ánimo de comparar…