Tráiler oficial de ‘Star Wars VII’, de J. J. Abrams

Ha tardado en llegar y se hacía esperar, incluso con filtraciones falsas de tráilers hechos por fans, pero ya está hace minutos en todas las redes del mundo el esperado tráiler oficial del EPISODIO VII de la saga Star Wars.

J. J. Abrams coge el testigo que dejó George Lucas ¿Cómo se desarrollará la lucha de poder entre la Fuerza y el Lado Oscuro? En diciembre de 2015 lo sabremos…

Crítica: ‘Misión Imposible 4; Protocolo Fantasma’, efectivas dosis de acción y entretenimiento

Junto a otras sagas de corte clásico con héroe de acción masculino –de las que Jason Bourne o James Bond son quizá los ejemplos más representativos-, tienen un destacado hueco desde hace algunos años en la cartelera a nivel internacional las aventuras de Ethan Hunt (Tom Cruise), protagonista de Misión: Imposible. Hunt es el espía que hacía vibrar la pantalla con la conocida saga que llegó con fuerza, al parecer para quedarse, y cuya cuarta parte llega ahora a los cines españoles bajo el título de Misión Imposible 4; Protocolo Fantasma (ESTRENO: Próximo viernes, 16 de diciembre).

Un lustro ha transcurrido desde que tuviéramos ocasión de ver la última entrega de Hunt, dirigida en aquella ocasión por J.J. Abrams. Antes que él ya dirigieron su personal entrega tanto Brian de Palma como John Woo. Ahora llega la cuarta parte de una saga en la que coge el testigo Brad Bird (director de algunas joyas de Pixar como Los increíbles o Ratatouille).

Se podría asegurar que Misión Imposible 4; Protocolo Fantasma es una franquicia vendible internacionalmente y una pieza que queda encajadas como más que aceptable dentro de un puzzle de alto carácter comercial. Su excesivo marketing no debe empañar que el producto funciona como correcto engranaje. Ethan Hunt (Tom Cruise) vuelve a erigirse en líder de un grupo especial para, en esta ocasión, enfrentarse a un terrorista con ínfulas de lograr una destrucción nuclear mundial. Simon Pegg, Jeremy Renner y Paula Patton son los secundarios de lujo que acompañan a Cruise en esta aventura, tan ajetreada y frenética a ratos como entretenida, que no olvida sus dosis de acción en ningún momento. Es agradable ver que el villano es el competente Michael Nyqvist (quien encarnó a Mikael Blomkvist en Los hombres que no amaban a las mujeres, versión sueca). También aparecen tangencialmente rostros reconocibles como Ving Rhames y Josh Holloway.

No faltan las persecuciones, las escenas de acción de riesgo -como las escaladas por edificios con alturas kilométricas-, o las peleas… en una trama que recorre lugares como Rusia, India o Dubai. A ratos decae el interés y tiene como mínimo tres oportunidades de finalizar mejor que como lo hace pero eso no puede hacernos poner un velo en los ojos: Misión Imposible 4 es efectiva y recupera gran parte de la magia que propició la primera entrega de la saga. 

‘Super 8’, producto de nostalgia ochentera: impresiones buenas y malas

Ya se ha estrenado (y con éxito) la película más esperada del periodo estival: Super 8, distribuida por Paramount.

J.J. Abrams, creador de la serie Perdidos y artífice de Misión Imposible 3 y Star Trek XI, se embarcó de la mano de la producción del Rey Midas Spielberg para remover esas conciencias y nostalgias ochenteras. Mi impresión es que lo ha hecho con acierto y la película se disfruta. Eso sí, de ahí a que sea un clásico instantáneo y la joya maravillosa que quieren vender en muchos sitios… puede haber un abismo. Vayamos por partes:

En conjunto, creo que está bastante bien aunque hay que reconocer que muchos personajes secundarios quedan desdibujadísimos. Abrams logra hacerla entretenida y tiene momentos estupendos (el descarrilamiento del tren, la escena de la gasolinera…), potenciando de forma excelente el uso adecuado de la música de Michael Giacchino y el de unos buenísimos efectos especiales. Hay que admitir que Super 8 es quizá de lo mejor que hay ahora mismo en cartelera en la presente temporada veraniega (junto a El Origen del Planeta de los Simios e insisto en esa maravilla llamada El hombre de al lado).

Si no saben qué ir a ver y optan por Super 8 les anticipo que no se aburrirán. Me gustó bastante. Eso sí, no olviden verla en VERSIÓN ORIGINAL si pueden. Lo pongo en mayúsculas porque el doblaje del tráiler al castellano me parece penoso. No quiero imaginar cómo será ver así toda la película (deseché ir al preestreno de ET+Super 8 en los Yelmo Isla Azul por esa misma razón).

Ahora lo negativo: Dicen muchos que Super 8 puede ser calificada como una mezcla entre E.T., Los Goonies y Encuentros en la tercera fase. Maldita manía la de buscar comparaciones. Eso es simplemente una forma de simplificar un producto, no nos engañemos. De hecho:

*Solo se parece a Los Goonies en que un grupo de niños son los protagonistas (pero en Los Goonies había muchísimas más aventuras).

*A E.T. se parece en algunos aspectos de forma, pero no en el fondo. Le falta su frescura y naturalidad. Carece de su magia emotiva.

*De Encuentros en la tercera fase podemos decir que hay reminiscencias en los efectos especiales y en algunos aspectos genéricos al tratar el tema “del espacio exterior”. La atmósfera no tiene nada que ver.

LO MEJOR DE SUPER 8 es la capacidad de rememorarnos la nostalgia de los 80 con acierto y calidad a quienes crecimos en esos años. También los efectos especiales, la música y las interpretaciones infantiles (especialmente la de Elle Fanning) son destacables.

LO PEOR DE SUPER 8 es su final algo manido. Por desgracia, todo se va desinflando según avanza el metraje.

Conclusión general: VISIONADO RECOMENDADO. La mejor crítica que he encontrado sobre la película es la de Carlos Boyero en El País. Por si la quieren leer

La serie ‘Lost’ (Perdidos) llega a su fin

Todo tiene un final. Hasta Lost (Perdidos), una serie que ha marcado época y ha creado millones de fans alrededor del mundo. Una serie que ha multiplicado su popularidad gracias a Internet y de la que existen cada vez más páginas de fans sobre sus misterios. Lost dejará huérfanas desde este domingo 23 de mayo de 2010 a las audiencias ávidas de más aventuras en la isla, tras seis temporadas.  

Tras la emisión del capítulo 6.16 (What they died for) el pasado martes en EEUU,  solo nos queda el capítulo doble final 6.17 y 6.18, que cerrará la serie, despejando incógnitas y presumiblemente abriendo otras nuevas. Tal es la expectación que en España se emitirá simultáneamente a nivel mundial, en alta definición y versión original sin subtítulos en pantalla de cine (cines Yelmo Ideal de Madrid). También podrá verse en CUATRO, con subtítulos, con un desfase de media hora (necesario para sincronizar los subtítulos).  

  

A los que nos ha mantenido en vilo mucho tiempo nos faltará algo a partir de esa fecha y seguramente nos llevaremos un previsible chasco de que era mejor lo planteado al comienzo que la resolución final. A veces parece que los guiones son improvisaciones que cierran cosas sobre la marcha pero que nunca estaban premeditadas. No obstante, aboguemos por la conformidad porque más importante que las respuestas en sí es quizá el camino recorrido para llegar hasta ellas.

Esa ha sido la verdadera magia de Lost. Hacernos mantener el interés casi siempre, semana a semana, durante años. Algo inédito en ninguna otra serie internacional hoy en día. En líneas generales, podemos estar satisfechos de que ha habido un buen nivel, a pesar de la decepción por las subtramas inconclusas y la simpleza y bajón de algunos capítulos de la sexta (y sin duda más floja) temporada.

Jack, Kate, Sawyer, Locke, Sayid, Hurley… os echaremos de menos. Y yo personalmente a Desmond al que más.