Inauguración de la 10 Muestra Syfy: jornada 1

Llegó el día. La inauguración de la 10 Muestra Syfy tuvo lugar en Madrid, en la céntrica plaza de Callao, donde los cines del mismo nombre acogieron dos proyecciones muy diversas.

20130307_221242

Por un lado, la Sala 1 acogió el preestreno de la nueva película de Sam Raimi y que distribuye Disney (Oz, un mundo de fantasía, precuela de la célebre, El Mago de Oz). La protagonizan James Franco y Mila Kunis. Las opiniones entre el público con el que pude intercambiar impresiones al final de la noche no fueron del todo muy positivas. Que si sobra metraje que si es muy lenta, etc… La proyección fue en 3D doblada al castellano. Nunca opino de lo que no veo así que no puedo dar mis aportaciones pero en general, la gente no salía muy animada.

Por cierto, El Mago de Oz (la película original de Víctor Fleming con Judy Garland) podrá verse el domingo 10 a las 12:00 horas gratuitamente hasta completar aforo. No se la pierdan.

20130307_222337_syfydia1

Mi opción fue la clásica y creo que la más acertada. Fui a la Sala 2, donde el grupo Prin’ La Lá llenó de música la proyección del filme Nosferatu. La proyección fue en DVD restaurado (versión en la que trabajó Luciano Berriatúa para su conservación). Lo que quiero decir es que dentro de lo que cabe fue un visionado más que correcto que logró transmitir magia en los momentos cumbre de la película. Una gozada poder ver un clásico en pantalla grande y además musicado. El aforo estaba cubierto hasta los topes.

Es increíble que por muchas veces que uno la vea, siga disfrutando de muchas escenas míticas de Nosferatu, como las que transcurren en el barco o en el castillo. ¡Qué grande fue el personaje de Max Schreck y sobre todo Murnau por descubrirle para el papel!

nosferatu

Alberto Quintanilla

El actor James Franco abandona Twitter

¿De qué sirve tener a mano las redes sociales para expresarse por Internet si no se puede ser libre?, me pregunto. James Franco se abrió una cuenta de twitter hace unos meses. A partir de ahí, por el hecho de ser famoso, le llovieron miles y miles de followers que seguían las ocurrencias que le iban surgiendo, donde el actor opinaba sobre todo tipo de temas.

Esta herramienta, que a mí no me termina de apasionar y de la que no soy usuario activo, parece que es la favorita para los famosos, que no paran de informar de sus movimientos a cada momento. Futbolistas, actores, escritores, presentadores, cantantes, periodistas de renombre… todos tienen Twitter. Incluso personajes de la farándula logran miles de fans nada más abrirse una cuenta.

Repito, sin ser seguidor ni usuario de Twitter, hay que respetar lo que allí se publique (siempre que no vulnere la Ley). Lo que no comprendo es que James Franco se haya visto obligado a cerrar su cuenta por recibir ciertas “presiones”.

Él mismo ha confesado en una entrevista concedida al portal de noticias politico.com que quería usar su Twitter para publicar lo que le viniera en gana, pero no le salió como esperaba. “Se acabaron los medios sociales. Mi pensamiento era Este es mi Twitter, puedo hacer lo que quiera, pero ciertas compañías con las que trabajo contactaron conmigo (para hablar) sobre lo que escribía”.

Supongo que se vio en una tesitura clara en la que no quería problemas y por eso prefirió retirar su cuenta. Así pues, ahora el actor se dedicará a escribir (para él mismo) y olvidarse de las redes sociales: “Todos tenemos una hora o dos libres al día, que pueden usarse para Facebook o para escribir”, recalcó en dicha entrevista.

Me hace pensar que tiene mucha razón… Cada vez siento que pierdo más mi tiempo en Facebook, plagado de buena gente pero también de relaciones vacías.