Crítica de ‘La Cosa’ (The Thing), descafeinada precuela del clásico de John Carpenter

Hoy se estrena en España la cinta de terror La Cosa (The Thing), producto que sirve de precuela a la popular película homónima dirigida por John Carpenter en 1982.

Si aquella fue objeto de culto y pasó a ser algo especial para los amantes del género, esta nueva versión se queda en descafeinada y anodina a pesar de mostrar parajes fantásticos de la Antártida. Esos planos son atractivos. La película no tanto.

El responsable, en esta ocasión, es Matthijs Van Heijningen Jr., director de Army of the Dead. Los efectos especiales son correctos, y la actriz principal, Mary Elizabeth Winstead, mantiene el tipo en todo momento aunque el producto se resiente por momentos. En Sitges pasó sin mucho entusiasmo y hoy llega a las pantallas con el atractivo único de poder decir bien claro que ha tratado de “rememorar” bastantes aspectos de la saga Alien de Ridley Scott (salvando mucho las distancias y quedando bastante lejos).

La historia se resume en una línea: Un grupo de investigadores descubre en la Antártida restos de un alienígena que recobrará la vida y sin quererlo será su peor pesadilla.

Mezcla momentos gore con alguna gota de subgénero slasher aunque trata de ser seria.

Para indecisos, aclarar: es correcta e interesante solo para amantes del género sin muchas exquisiteces o exigencias. Promete poco. Justo lo que da.