Tótem, de El Circo del Sol (Cirque du Soleil), otra mágica y única experiencia

Ponerse a hablar en 2018 de El Circo del Sol puede sonar ya a lugar común, a algo repetitivo o conocido. Error. Porque siempre es hermoso y supone cierto aire de novedad encontrar cada espectáculo de esta compañía cuando desembarca en una gran ciudad.

El último show era Tótem, que se despedía de Madrid el pasado domingo día 14 de enero (con asistencia de invitados gracias a los amigos de American Express). Madrid dará el relevo al show en la ciudad de Sevilla, que luego seguirá por Barcelona, Málaga y Alicante, antes de abandonar España.

Como ya se viera en años pasados en otros shows (yo recuerdo con cariño haber visto hace años Varekai, con emoción) estamos de nuevo ante un ejemplo de excelencia. Y con Tótem, ha sucedido de nuevo.

El creador de Tótem, Robert Lepage, quería transmitir una reflexión sobre el mundo indígena y toda esa cultura que nació en su país de origen, Canadá. La idea central del Circo del Sol, en cada número, es transmitir emociones. Aquí, la temática iba uniendo los números de los artistas (expertos en múltiples disciplinas circenses y de gimnasia) con ejemplos que van mostrando la evolución humana: desde la prehistoria, hasta el presente, pasando por un futuro espacial que contiene uno de los números más increíbles del show.

Ha habido y habrá estupendos espectáculos de malabaristas, artistas que a menudo se juegan la vida y el tipo en el alambre con piruetas y ejercicios gimnásticos casi imposibles. Pero con el Circo del Sol siempre se va un paso más allá. Por eso, y aunque suene a perogrullo, es recomendable vivir el show de primera mano, si tienen la oportunidad algún día. Acudir a Tótem es encontrar sensaciones de emoción, de libertad, de desahogo con la realidad reinante…

Nunca está de más reivindicar que asistir a cualquiera de los shows que son estrenados por todo el mundo supone siempre un rato de magia especial. Una experiencia única. Un lugar de desasosiego para disfrutar con espectáculos de luces, excelente música en sonido directo y sobre todo artistas con mayúsculas que ponen el “más difícil todavía” en cada nuevo número. Ellos son magia, color, piruetas y sonrisas. Y tienen nuestro aplauso, recuerdo y agradecimiento.

Texto y fotos: Alberto Quintanilla

NOTA: Tótem está compuesto por 118 personas que hacen posible el show. Pertenecen a 28 nacionalidades diferentes. El show terminó en Madrid pero estará en Sevilla (25 enero a 11 marzo), Barcelona (23 marzo a 6 mayo), Málaga (1 junio a 1 julio) y Alicante (20 julio a 19 agosto). Más info en su web oficial.

 

 

Anuncios

Microrrelatos: 7. La niña del Caribe

Todo dulzura y encanto. Así era la niña del Caribe.

Aquella noche de entre semana yo no sé por qué acabé allí, en aquel lugar oscuro, rodeado de luces que giraban. No sabía que me encontraría con ese ser que, a la postre, sería todo sonrisas. De vocecita sensual y suave, tenía los ojos negros como el azabache.

Tampoco entiendo muy bien por qué se fijó en mí ni por qué bailó conmigo. Ni tantas otras cosas.

Como decía, era caribeña, hermosa y sonriente. Siempre estaba de buen humor, jamás trataba de buscar confrontaciones ni polémicas, esquivando todos los posibles problemas o incertidumbres. Ella volvió a hacerme cantar, sonreía siempre ante cualquiera de mis absurdas ocurrencias y nunca se quejaba de nada. A veces tanta dicha no parecía real.

caribenoche2

Pero había más sorpresas. De origen francés, sabía un casi perfecto castellano y adoraba España y sus tradiciones. Le encantaba nuestra gente y nuestra tierra. Quizá incluso se sentía hasta más patriota y defensora de nuestro país que yo en muchos aspectos. Me confesó que estaba harta del sexo masculino y sus torpes artes para intentar llevarla a la cama. Yo no tenía cerebro ni ganas de planificar tanto así que quizá por eso tuve la suerte de lograr lo que muchos deseaban y no eran capaces. Para ella el resto eran tipos vulgares y zafios y yo la cultura personificada. Todos sabemos que tampoco es así pero los prismas de la mente de cada uno ofrecen una visión muy personal, íntima e inamovible la mayoría de las ocasiones.

Por mi parte yo puedo decir objetivamente que la niña del Caribe era todo fulgor y piel canela. Pero yo jugué a perdedor en la ruleta y aposté por coleccionar ese sonoro fracaso sabiendo que sería lo mejor. No quería otra posible derrota a largo plazo. Nunca supe jugar bien mis cartas y por eso huí antes que ilusionar y destruir a un ser así. Y ella lo sabía. Lo de mi huida, digo.

Nos vimos cuatro veces o cinco. O seis. Poco después se marchó a su isla… para volver a Madrid vía París meses después, tras su curso escolar. Hubo reencuentro y nueva despedida. En sus vueltas, me contactaba con insistencia pero pronto decidí que era mejor no estar ahí y emprendí mi enésima escapada. Así me perdía un futuro posible con otro ser femenino que merecía la pena. Mi destino era seguir entre sombras y bonhomía antes que descubrir a fondo las artes de una joven estudiante de cuerpo y sonrisas sugerentes. Si se la cruzan alguna vez por la calle en París, paseando por los Campos Elíseos o por el Barrio Latino, o en alguno de sus viajes fugaces al centro de Madrid, denle recuerdos de mi parte. Yo cumplí con mi promesa y escribí este texto. No se me ocurrió nada mejor que hacer a modo de triste homenaje.

Alberto Quintanilla

Madrid desde el aire, (timelapse)

No habrá Juegos Olímpicos en Madrid en 2020 (y eso no sé si hasta cierto punto casi es positivo por todo el dinero que no se malgastará, tal y como está la situación de la ciudad en particular y del país en general). Lo que está claro es que Madrid, con todo su caos, su estrés y sus rutinas, sigue siendo maravillosa por sus gentes y sus lugares.

Haya Olimpiadas algún día o no. No lo olviden.

Aquí una pequeña muestra.

Alberto Quintanilla

Microrrelatos: 6. El poema, la servilleta y el café

El café estaba bien acondicionado y tenía fotos de actores y películas clásicas en buena parte de sus paredes. La camarera le observó desde lejos y fue directa hacia él.

-Café solo, por favor.
-Sí, señor.

El visitante sacó un pequeño boli y comenzó a garabatear una servilleta. Ella se alejó.

-Aquí tiene, señor.
-Gracias.

Ella dio un giro sobre sus talones.

-Disculpe… ¿qué está escribiendo? Parece concentrado…
-Eh… intento repartir pequeñas dosis de felicidad.
-¿Cómo dice?
-Regalo poemas.

cafe_blogTraslaspuertas

Ella se puso nerviosa y sintió que el suelo comenzaba a retumbar bajo sus pies. Se alejó de nuevo, algo ruborizada, sin decir nada más.

A los pocos minutos él dejó junto a la taza vacía un par de monedas. Salió del local.

Bajo la taza vacía había dejado el poema, que claramente era para ella. La camarera lo recogió. La servilleta estaba arrugada y repleta de letras pero ella la dobló y la guardó en el bolsillo de su delantal.

Él nunca sabría que ella releería esas palabras infinitas noches desde su cama de mujer mal casada, entre rutinas, soñando horizontes mejores que nunca llegarían.

Él nunca sabría nada de todo esto porque el tranvía de regreso a su casa sufrió un accidente y jamás pudo volver a sentarse en aquella cafetería donde ella trabajaría hasta casi el resto de sus días. Hasta que la crisis obligó a cerrar el negocio. Hasta que la vida ya nunca fue vida y ¿quién sabe? quizá pudo haberlo sido.

Alberto Quintanilla

Microrrelatos: 5. Siete días (y un octavo de regalo) en el paraíso

Ahora, mirando hacia atrás, recuerdo a esa chica.

Ella me dio siete días en el paraíso y uno más de regalo, a modo de bonus track.

RoyalMadrid

Supongo que habría que comenzar por el final, por la despedida de madrugada en una habitación de hotel donde la desperté por última vez. Ella tenía algo parecido a esa horrible palabra llamada “remordimientos” y necesitaba irse. En realidad “solo” eran las 3 de la mañana de un viernes. No podríamos repetir la última noche de pasión que habíamos tenido recientemente, donde no hubo horarios hasta bien entrado el amanecer.

Los sietes días del paraíso se mezclaban en recuerdos en aquel café de jazz, donde hubo miradas y caricias, bares de Latina y besos de pasión entre mojitos cubanos, un balneario donde parecíamos peces, velada en un italiano, revolcones y abrazos entre el césped del Retiro de Madrid, un reencuentro muchos años después en el cine, una cena de cumpleaños de lo más original, una casa enorme donde sobraban habitaciones en la que había música de fondo y George Michael parecía escucharse a ratos…

paraiso_blogtraslaspuertas

Incluso vi pequeñas lágrimas en sus ojos claros y enormes. Tan grandes que parecían aún más bellos que nunca y destacaban sobre todo su cuerpo, ese que pude abrazar hasta apretar al máximo.

Seguro que los dos pensamos a la vez lo mismo desde distintos lugares: “¿Dónde está el cargador del móvil cuando uno lo necesita?”

La pasión se quedó allí, en algún lugar, pero ella era un gorrión que vuela libre, una pequeña sardinita que se escabullía entre los dedos. Era entrañable, sonriente y mágica. Era tan especial que temblores me recorrían el cuerpo cuando la tenía al lado. Y eso daba hasta miedo. Me acuerdo muy bien de todo ello mientras veo alguna de las pocas fotos que conservo de ella (y solo una juntos).

Si volvemos a reencontrarnos, aún tenemos un viaje pendiente a algún lugar. “It’s a deal, baby. It’s a deal”. Y ¿por qué no? Habrá que traer bombones.

Alberto Quintanilla

Set list de Quique González en La Riviera (11 mayo 2013)

28 canciones sonaron en la segunda cita en La Riviera para la gira de Delantera mítica de Quique GonzálezNo están en orden pero basten como recuerdo.

Quique-GonzalezRIVIERA_blogtraslaspuertas

FOTO: (Europa Press)

Quique empezó con LA FÁBRICA (del último disco) y el bis final fue Y LOS CONSERJES DE NOCHE (de su primer álbum). Dejo todas en orden de discografía oficial. Como curiosidad, sonaron canciones de todos los discos excepto de Avería y Redención

Los mejores momentos: Pequeño Rock and Roll, Aunque tú no lo sepas (ambas tocadas solo por Quique con guitarra y armónica) y quizá los momentos más movidos de temas archiconocidos como Salitre, La ciudad del viento, Vidas cruzadas, Miss Camiseta mojada, Pájaros mojados, Caminando en círculos… o Dallas-Memphis con la colaboración de César Pop al acordeón. Nos quedamos sin la presencia de Zahara por incompatibilidad laboral (que sí pudo estar el día anterior, viernes 10 de mayo).

quiquegriviera_albertoquintanilla

SET LIST (temas que sonaron el 11 de mayo de 2013 en el concierto de Quique González en La Riviera, Madrid). Orden de discografía oficial, no orden del concierto

Y los conserjes de noche
Salitre
La ciudad del viento
39 grados
Pájaros mojados
Torres de Manhattan
Pequeño Rock And Roll
Miss Camiseta mojada
Aunque tú no lo sepas
Kamikazes enamorados
Palomas en la quinta
Suave es la noche
Vidas cruzadas
Hotel Los Ángeles
Caminando en círculos
Cuando estés en vena
Hasta que todo encaje
Su día libre
Restos de stock
Tenía que decírtelo
La fábrica
Dallas- Memphis
¿Dónde está el dinero?
Parece mentira
Las chicas son magníficas
Viejos capos
No encuentro a Samuel
Delantera mítica

Alberto Quintanilla

10 Muestra Syfy: jornada 2

La segunda jornada de la Muestra Syfy de la décima edición dejó bastantes sombras e irregularidad, cuando la cosa prometía todo lo contrario. En realidad, pudieron verse cuatro películas, bastante dispares, además de un cortometraje (el debut en la dirección del joven Eduardo Casanova, actor conocido por su papel del resabiado Fidel en la serie Aída). El corto, llamado Amor de Madre, se presentó en exclusiva y en el reparto destaca Ana Polvorosa. Interesante sin más, un giro sobre el mundo de zombis en una familia, aunque dura 15 minutos que parecen 30. Pasable.

La tarde había comenzado con la asiática Kenshin, adaptación en Live Action del manga y anime del mismo nombre. Es la única que no pude ver y quizá hubiera dejado mejor sabor de boca ante todo lo que llegó a continuación.

Grabbers_fotopelicula

La irlandesa Grabbers (“Trincadores” era el término para designarlos en la versión subtitulada de la cinta) fue sin quererlo la protagonista de la jornada. Era algo que se tornaba en principio mediocre y para pasar un rato entretenido y resultó siendo lo mejor del día. Grabbers, que ya se proyectó en la sección oficial de Sitges, nos cuenta la historia de un pequeño y tranquilo pueblecito pesquero irlandés. A él llegan unos monstruos (una especie de pulpos alienígenas con tentáculos gigantes) que necesitan del agua para sobrevivir y se alimentan de sangre humana. Dos policías (un jefe alcohólico y su compañera, muy bella y recién llegada al pueblo) tendrán que intentar acabar con estos seres. El reparto lo completan los personajes del pueblo: el tabernero y su mujer, el científico, el pescador también alcohólico, etc… y la gracia de todo el asunto es que el alcohol en sangre de las personas es nocivo y tóxico para los seres. Por eso, intentan pasar borrachos buena parte del tiempo para evitar ser atacados por ellos. Algunos momentos divertidos y técnicamente bastante trabajada, es un filme del montón para pasar el rato. A la postre, como digo, resultó lo más destacable de la jornada.

BoneBoys

La siguiente proyección fue Boneboys, vendida como La matanza de Texas en una sociedad actual y moderna. Se parecen como un huevo a una castaña porque Boneboys es toda una tomadura de pelo sin sentido. De las pocas veces que he visto gente abandonar la sala en una Muestra Syfy. Arranca bien con una introducción curiosa de una joven que es secuestrada en una furgoneta. Luego, cambia el punto de vista a cuatro adolescentes (dos chicos y dos chicas) que tienen un percance en carretera con unos jóvenes en una gasolinera. En su persecución entre coches, se cruzan con un perro al que atropellan sin querer. El perro pertenece a un grupo de peligrosos tipos duros y malos con chupas de cuero y semblante serio que empiezan a perseguir a todos los anteriormente citados. Guion sin lógica ninguna, personajes sin trabajar y todo lo inimaginable en un filme olvidable que termina rotando hacia un lugar cavernoso donde aparecen un científico chiflado vestido de mujer, un apuesto galán francés y un grupo de jóvenes descerebrados que torturan y se alimentan (supuestamente) de carne humana. Infumable. La gente aplaudía cuando salía el plano de la luna llena como cortinilla (sale unas 10 veces). Imagínense… Mala no. Peor. En el terror NO todo vale, señores.

johndiesattheend_cartel

La tarde noche puso su punto y final con la muy esperada John Dies at the End. Muchas cosas buenas se habían dicho y escrito sobre este filme de Don Coscarelli, donde Paul Giamatti ejerce de actor de reparto y productor. La película tiene originalidad moderada pero aún con bastante metraje entretenido y buenos toques de humor, se destruye a sí misma. Quiere contar con humor cómo un par de jóvenes protagonistas tienen que salvar el mundo. Menciones a las drogas y los efectos dimensionales, un joven (David Wong) explica su increíble historia a un reportero (papel que encarna Giamatti). El joven y su amigo John fueron capaces de ver cosas inexplicables gracias a un pinchazo en jeringuilla de una sustancia a la que llaman “salsa de soja”. Esta jeringuilla la proporcionó un jamaicano llamado Robert Marley, al que conocieron en una fiesta. Viajes en el tiempo, homenaje sutil a Kubrick en Eyes Wide Shut incluido, el resultado podría haber sido mejor.

Si la película tuviera un equilibrio en la historia y una chispa mayor en su tramo final, sería interesante. Con demasiados personajes absurdos, está lastrada por sus propias ganas de dar cada vez mayores giros y se queda en aceptable. Va empeorando según evoluciona. Una pequeña decepción.

Alberto Quintanilla

Llega la 10 Muestra Syfy de cine fantástico

Ya queda menos para una esperada cita cinéfila en la capital. El próximo 7 de marzo da comienzo en Madrid la 10ª Muestra Syfy de Cine Fantástico. Será hasta el 10 de marzo.

Oz, un mundo de fantasía, la película dirigida por Sam Raimi será la que inaugure la muestra (otro años lo hicieron, con desigual fortuna películas como Watchmen, Destino Oculto o John Carter).

Lo realmente importante de la muestra es que ofrece películas no habituales en el circuito comercial y que bebe de lo que se pudo ver en el Festival de Sitges en muchos casos.

cartel-de-la-muestra_10syfy

Los cines Callao serán la sede del certamen por segundo año consecutivo, en lugar del mítico cine Palafox donde se celebraba anteriormente. Otra vez más, la actriz Leticia Dolera será la maestra de ceremonias de la cita y pondrá su humor y desenfado habitual.

Filmes que podrán verse: Cabin in the Woods, la cinta de Drew Goddard que se ha convertido ya en una cinta de culto, Antiviral, el debut en el largometraje de Brandon Cronenberg, Chained, dirigida por Jennifer Lynch (hija de David Lynch) y sorpresas varias como Kenshin, el guerrero samurái, una cinta épica basada en el manga de Nobuhiro Watsuki o las también asiáticas Dead Sushi y Wolf Children, elegida como mejor película de animación del pasado Festival de Sitges.

Si el año pasado disfrutamos con El planeta de los simios o El Gabinete del Doctor Caligari (con música en vivo) en pantalla grande, este año se repondrán, como perlas cinéfilas de culto, Alien, el octavo pasajero y Desafío total.

Una muestra SyFy con buena pinta y allí esperamos estar para contárosla.

PROGRAMACIÓN e INFO COMPLETA

Siempre quise ir a ‘L.A.’, dejar un día esta ciudad

“Siempre quise ir a L.A., dejar un día esta ciudad…” pero de momento sigo en Madrid… y aquí me quedé (por ahora). Aunque no dejo de ver últimamente este maravilloso vídeo que ya colgué hace meses. Tres minutos para soñar con ese lugar… o cualquier otro.

Videoclip ‘Tenía que decírtelo’, de Quique González

Hace unos días adelantábamos Tenía que decírtelo, el single del nuevo disco de Quique González (llamado Delantera Mítica).

Hoy ya tenemos oficialmente el videoclip en las redes (y muy atentos al homenaje a Sam Peckinpah y Grupo Salvaje)

Justo la casualidad quiso, sin haber visto el vídeo ni saber que hoy salía públicamente, que me acercara por la mañana a comprar las entradas para no perderme un nuevo directo del rockero intimista más genial que nos queda en España.

delantera_mitica_quiquegonzalez