El ‘Napoleón’ de Kubrick, la mayor película jamás filmada, a la venta en libro (el post incluye vídeo)

Uno de los mejores cineastas de la historia, Stanley Kubrick, perfeccionista hasta límites insospechados, con 13 grandes películas en su haber (alguna de ella considerada “obra maestra”) abandonó este mundo con una frustración. Nunca pudo filmar lo que fue una de sus obsesiones durante años: la vida de Napoleón Bonaparte.

¿Hubiera tenido reminiscencias y similitudes con su colosal Barry Lyndon? Seguramente. También cabe preguntarse: ¿Tendría planos tan prometedores como los de 2001: una odisea del espacio? ¿Violencia directa como La naranja mecánica o belicismo como La chaqueta metálica? ¿Llevaría el ritmo preciso de Atraco Perfecto o Senderos de Gloria? ¿Contendría algo de humor ácido como Teléfono Rojo? ¿Habría batallas similares a las de Espartaco? ¿Desprendería la sensualidad de Lolita? ¿La tensión de El resplandor? ¿La elegancia incomprendida de Eyes Wide Shut? Ya nunca se sabrá. Tras trabajar en otros asuntos a lo largo de su vida, siempre estudiaba de forma paralela este proyecto. Por eso, la figura de Napoleón persiguió a Kubrick hasta el fin de sus días.

Sale ahora a la venta un completísimo libro de la editorial Taschen que recopila todo el material del director sobre esta obra que nunca llegó a rodarse: Stanley Kubrick´s Napoleón; The greatest movie never made (El Napoleón de Stanley Kubrick; La película más grande jamás filmada). La obra reúne más de 2.000 páginas repartidas en 10 tomos con imágenes, apuntes, documentos y el guión final de lo que iba a ser el filme. Alucinante. (RECOMIENDO VER EL VÍDEO, QUE ESTÁ AL COMIENZO DEL POST).

En 1971 Kubrick ya explicó que se preparaba para “hacer la mejor película jamás realizada”. Los productores (MGM y United Artists) no creyeron en el proyecto y quedó en el limbo pero el director recopiló material sobre el personaje de Napoleón hasta el fin de sus días, en 1999. De hecho, Kubrick escribió que el proyecto tenía: “Todo lo que una buena historia debe tener. Un héroe colosal. Enemigos poderosos. Combate armado. Una historia de amor trágico. Amigos leales y traidores. Y mucha valentía, crueldad y sexo”.

Los datos que se conocen sobre lo que Kubrick tenía pensado para su Napoleón son:

*Se manejaba un presupuesto de 5 millones de dólares para la producción.

*Necesitaría aproximadamente unos 30.000 extras.

*Contaría con estrellas internacionales de renombre (sonaron Alec Guinness, Peter O’Toole, Jean Paul Belmondo y Jack Nicholson). También Charlotte Rampling y Audrey Hepburn (aunque ésta declinó participar cuando leyó el guión).

*Kubrick leyó cerca de 500 libros de Napoleón y la Revolución Francesa y él y sus ayudantes recopilaron 15.000 fotos y 17.000 diapositivas sobre objetos, uniformes, escenarios y documentos de la época entre 1769 y 1830.

*El filme duraría unas tres horas y se rodaría en Rumanía, Francia e Inglaterra.

*El guión, firmado por Kubrick, mostraba a un Napoleón veinteañero, que participaba de la toma de La Bastilla, en 1789. La historia explicaba su nacimiento y también la muerte del emperador francés, además de su romance con Josefina.

A pesar de que nunca se filmó, mirando el lado positivo, tenemos que mucho de lo que Kubrick aprendió de la época del romanticismo le sirvió para crear en 1975 Barry Lyndon, quizá una de sus obras más infravaloradas, complejas y perfectas, artística y visualmente.

Imágenes extraídas de: BRAINPICKINGS.org