Sobre ‘El Gran Hotel Budapest’; opiniones de lo nuevo de Wes Anderson

Más de 15 actores de renombre forman parte del elenco de El Gran Hotel Budapest, la nueva fábula cinematográfica de Wes Anderson. El realizador, siempre magnífico en su aspecto artístico y visual, acoge un reparto de lujo: Ralph Fiennes, F. Murray Abraham, Mathieu Amalric, Adrien Brody, Willem Dafoe, Jeff Goldblum, Harvey Keitel, Jude Law, Bill Murray, Edward Norton, Saoirse Ronan, Jason Schwartzman, Léa Seydoux, Tilda Swinton, Tom Wilkinson, Owen Wilson…

Lo primero que me pregunto es: “¿Con este pedazo de reparto se podía haber logrado algo mejor?”. Mejor dicho: “¿Era necesario tanto actor importante en papeles tan de relleno?”.

Lo que hay que aclarar es que si estás leyendo esto y te gustaron algunas películas de Anderson como Moonrise Kingdom, Viaje a Darjeeling, Fantástico Mr Fox, Life Aquatic o Academia Rushmore aquí tienes algo muy similar a los temas que trata en todas ellas. El mismo tipo de humor, las mismas planificaciones de secuencias (ver vídeo al final del post) y muchos personajes mezclados donde al final lo que importa es más lo que ves que lo que te cuentan.

grand_budapest_hotel_Frikarte

Brevemente, para que se hagan una idea. Esto es lo que pienso a grandes rasgos:

A favor de la película: Visualmente hermosa y con colorido. Algún momento divertido. La música de Alexandre Desplat es una maravilla. El personaje de Fiennes, que tiene entidad y es el núcleo de toda la historia.

En contra de la película: Demasiados personajes grises y sin función importante. Mucha laguna argumental para contar lo que cuenta. Carece de la magia emocional que tenían Moonrise Kingdom y Fantástico Mr. Fox (sus dos mejores cintas para mí).

Como curiosidad, El Gran Hotel Budapest logró el Gran Premio del Jurado del último Festival de Berlín. Se estrena el viernes 21 de marzo en España.

Alberto Quintanilla

VÍDEO DE LA PLANIFICACIÓN en el cine de WES ANDERSON

Crítica de ‘Midnight in Paris’, vuelve el mejor Woody Allen desde ‘Match Point’

Aparte de una película por año, pocas cosas más podemos pedir a Woody Allen. Algunos no paran de achacarle que es repetitivo, que innova poco en sus tramas o que se ha quedado estancado hace años pero pedirle que trate de mostrar cosas originales o argumentos novedosos con periodicidad anual sería casi un oprobio.

Curiosamente, con Midnight in Paris, que ha inaugurado con éxito y aplausos el Festival de Cannes y que se estrena mañana viernes en España, Allen consigue una de las mejores películas de su etapa más reciente (la mejor con diferencia junto a Match Point y Si la cosa funciona -links a las críticas-, aunque ésta última era algo más irregular). Al igual que hiciera en la última mencionada, donde Larry David era el alter ego del propio realizador neoyorquino, Allen utiliza ahora a Owen Wilson como trasunto de sí mismo.

Wilson merece alabanzas por su notable interpretación, alejándose de la mediocridad que poblaba su filmografía hasta ahora, donde estaba encasillado en comedias de desigual acierto. Aquí interpreta a Gil, un guionista de Hollywood hastiado de su trabajo y aspirante a escritor, que disfruta en París de unas vacaciones junto a Inez, su novia y futura mujer (Rachel Mc Adams) y sus conservadores suegros. Mientras ella está deseando regresar a Malibú e instalarse allí, él sigue soñando con ser un bohemio y quedarse instalado en la ciudad del amor para escribir novelas y alejarse de su vida gris en EE.UU.

Como le ocurre a mucha gente en la vida real, Gil opta por refugiarse en sus sueños, pensando continuamente en la Francia de los años 20, en la que le hubiera encantado vivir. Una noche la casualidad le permite verse teletransportado, como en el cuento de Cenicienta, a ese mundo ansiado, que le proporcionará alegrías y al espectador gran diversión. Así, podrá vivir realmente como soñaba y conocer en persona a escritores, cineastas, pintores… todos ellos genios que hicieron historia. Además, se enamorará de Adriana (Marion Cotillard), quien fuera amante de Picasso. Por la pantalla desfilan personajes tan diversos y variopintos como Hemingway, Pablo Ruiz Picasso, Gertrude Stein (Kathy Bates), Salvador Dalí (Adrien Brody), el matrimonio Scott Fitzgerald, Cole Porter, Toulouse-Lautrec, Belmonte, Luis Buñuel, Man Ray, etc…

¿Qué ofrece el bueno de Woody en esta ocasión? Ni más ni menos que una divertida comedia romántica con reminiscencias de los mejores chistes del Allen de épocas gloriosas y una narración impecablemente tratada, que no decae en ningún momento y hace disfrutar a todo aquel que tenga algo de inquietudes culturales.

El guión de Allen se plaga de humor inteligente, manteniendo interés en los “dos mundos dimensionales” y nos deja una moraleja estupenda, como casi siempre: nos aferramos a épocas pasadas y soñamos con nostalgias y tiempos no vividos desechando un presente al que no prestamos la atención necesaria por cobardía u otros motivos. Sin embargo, Allen deja un poso optimista y nos anima a reconocer que somos inconformistas pero podemos intentar “aprovechar el ahora” aunque la vida sea insatisfactoria. Woody Allen pergeña un filme fresco, sin costuras ni complejos, animado y sobre todo mucho más completo que lo último que venía ofreciendo desde hace años. Estamos de enhorabuena. Ojalá dure el ingenio del maestro mucho tiempo.

LO MEJOR: Aporta un buen puñado de cameos mediáticos que cumplen: Adrien Brody, Carla Bruni, Kathy Bates… junto a un triángulo protagonista de alto nivel (el citado Owen Wilson, Rachel McAdams y Marion Cotillard).

LO PEOR:  Hay un trasluz de cierto conformismo en Allen. Prefiere no arriesgar pero no lo necesita.

Póster oficial de ‘Midnight in Paris’, lo nuevo de Woody Allen que inaugurará el 64 Festival de Cannes

Midnight in Paris, la nueva película del genial cineasta neoyorquino ya está a punto de caramelo. Hace unos días anunciaron el nuevo cartel del filme a la vez que Alta Classic (distribuidora en España de la película), explica hoy vía mail que la fecha de estreno se ha fijado en nuestro país para el 13 de mayo, dos días después de la presentación en Cannes (que tendrá lugar el 11 de mayo).

Siendo sinceros, he leído algunas buenas sensaciones sobre el cartel pero a mí esta mezcla de Van Gogh junto a la imagen de Owen Wilson (aunque parece Robert Redford) no me convence mucho. La realidad es que debería ser algo secundario y prefiero que el cartel no me guste pero la película no me parezca decepcionante, como me pasó algunas veces últimamente con Woody Allen (especialmente con Celebrity y Vicky Cristina Barcelona). Sigo siendo defensor hasta de sus comedias mediocres (Todo lo demás) y dramas irregulares (El sueño de Cassandra). Vamos, que me gusta casi todo lo que ha hecho y que es un maestro en tratar el mundo de las relaciones humanas.

Ya queda menos… y además para 2012 tendrá lista su peli en Roma. GRACIAS WOODY!!!!!!!!!!!!!

Reparto de Midnight en Paris: Owen Wilson, Marion Cotillard , Kathy Bates, Adrien Brody, Carla Bruni, Rachel McAdams y Michael Sheen. Figuran también: Nina Arianda, Kurt Fuller, Tom Hiddleston, Mimi Kennedy, Alison Pill y Corey Stoll. Por cierto, si no lo digo reviento: Aclaro que me da miedo lo de Adrien Brody porque le veo gafado desde hace años. Sí, me da más miedo que Carla Bruni.

Sinopsis oficial de Midnight in Paris: Comedia romántica ambientada en París, que narra la historia de una familia que viaja a esta ciudad por motivos de trabajo, así como la de dos jóvenes prometidos que se casarán en otoño. Las experiencias que tienen en la capital francesa cambiarán sus vidas. Cuenta el gran amor que siente un joven por una ciudad, París, y la ilusión que tiene la gente de creer que una vida diferente a la suya sería mucho mejor.