‘Blue Lips’, un nuevo filme sobre los Sanfermines

Si hace pocos días les hablaba de un filme documental más que interesante basado en los encierros de la fiesta de San Fermín (Encierro 3D), y siguiendo la plena actualidad del chupinazo que ha tenido lugar en Pamplona, hoy toca hablar de Blue Lips, otro proyecto cinematográfico ambientado en el mismo lugar.

bluelips_blogTraslaspuertas

Blue Lips se configura como una película especial, un lugar donde confluyen seis directores de nacionalidades diversas, con un único punto en común: sus personajes se encuentran en la ciudad de Pamplona durante San Fermín. Pero junto a la citada Pamplona, podremos ver localizaciones de ciudades como Oahu (Hawai), Los Ángeles, Río de Janeiro, Buenos Aires y Matera (Italia).

Los directores son jóvenes y con grandes ideas. Se trata de Daniela de Carlo, Julieta Lima, Gustavo Lipsztein, Antonello Novellino, Nacho Ruipérez y Nobuo Shima. Todos coincidieron en la Universidad de California hace años cuando estudiaban cine y se han juntado para llevar Blue Lips a buen puerto.

Ellos mismos lo explican: “Aprovechando que estamos dispersos por el mundo, desarrollamos un largometraje con seis personajes de distintas ciudades que viajan a las fiestas de San Fermín donde sus vidas convergen. Con el objetivo de mostrar mundos distintos para los protagonistas, cada uno de ellos es dirigido por un director que codirigió en Pamplona las escenas en las que los personajes se relacionan”.

bluelips2_blogTraslaspuertas

Aquí se puede echar un ojo a la página oficial de la película BLUE LIPS, donde explican muchísimas cosas de cómo se ha preparado la producción del filme. La sinopsis oficial es larga, pero atrapa por sus recovecos.

Desde este blog desear la mejor de las suertes al recorrido de la película y confiar en el buen hacer de sus directores, del que tengo el gusto de conocer al señor Novellino, un italiano hiperactivo que ya tiene una sólida trayectoria a pesar de su juventud (genial sus cortos La Pianta o el multipremiado Intercambio, que realizó junto a Antonio Quintanilla, un tocayo de apellido que puedo asegurar que no es familiar mío).

El estreno de Blue Lips está previsto para los próximos meses, ya que este año sus realizadores terminarán de rodar nuevos planos en San Fermín para complementar el film. La producción corre a cargo de Maitena Muruzábal y Candela Figueira.

Un ejemplo de cine de trincheras con poco presupuesto y muchas ganas. A fin de cuentas, un tipo de cine que ojalá nunca muera.

Alberto Quintanilla

Téaser Tráiler de Blue Lips

Crítica ‘Encierro 3D’: vibrante documental sobre la Fiesta de San Fermín

Cartel-ENCIERROBlogTraslaspuertas

Por todos es sabido que la bella ciudad de Pamplona se paraliza cada año, a nivel mundial, para vivir un acontecimiento único que algunos adoran hasta la extenuación, incluso llegando a jugarse la vida por correr delante de seis toros bravos durante 8 días. Los encierros de San Fermín tienen lugar anualmente del 7 al 14 de julio, durante jornadas intensas de mucha fiesta y diversión que aglutinan también momentos de emoción y tensión que viven miles de personas.

Un recorrido de 850 metros separa durante unos pocos minutos, a miles de corredores entre la fina línea que bordea la vida y la muerte, con un temor y una adrenalina que solo los que la viven parecen poder comprender.

Lo más curioso de todo este asunto es que ha sido un holandés, experto en rodajes en 3D, quien ha llevado a la gran pantalla un documental que dará que hablar y que se erige como un gran documento ilustrativo de lo que supone este evento. La película se llama Encierro 3D y el director es Olivier Van der Zee, un amante de esta fiesta pero que nunca ha corrido delante de estos peligrosos animales. Se ha puesto a trabajar con más de 50 horas de rodaje y ha necesitado cuatro años de paciencia para materializar en 80 minutos el filme, que llega a las salas de cine de toda España el próximo viernes 28 de junio.

La película entrevista con un gran ritmo a siete corredores veteranos -un galés ex vicepresidente de Fujitsu, un profesor neoyorquino y otro vasco, un comercial madrileño, y tres corredores navarros: uno de ellos pastor que ejerce cada año su función de guiar a los toros hasta la plaza entre los corredores, otro podólogo y otro periodista-.

Lo principal de Encierro es que es una película sin ataduras ni complejos donde hay que eliminar prejuicios. Amantes y no amantes de los encierros, taurinos o antitaurinos, todos están invitados a adentrarse en un recorrido que se explica con bastante profusión para los neófitos y no iniciados. Se habla del toro con respeto y nobleza, se explica cómo es el recorrido desde que los animales y sus cabestros salen del corral de la parte baja de Santo Domingo hasta que llegan a la plaza, a través de Mercaderes, Estafeta, Telefónica y el callejón, tramos conocidos por los que siguen las retransmisiones televisivas.

Lo que más sorprende es que Encierro logra mostrar sentimientos a través de sus protagonistas, personas que han sido corneadas y tienen sus vidas organizadas durante el resto del año pero no pueden evitar volver cada mes de julio a correr delante de los toros. Esa parece ser su vida de verdad porque ahí es donde se sienten vivos.

Hay imágenes espectaculares y abundantes archivos antiguos que se solapan con una música de inquietante emoción. El documental es mucho mejor de lo que puede pensar cualquiera que solo crea que verá imágenes de archivo o el típico recorrido que se muestra cada año por televisión. No. Es mucho más. Es un homenaje a 16 personas que han fallecido a lo largo de la historia en los San Fermines pero además es un film que consigue transmitir, conmover y no aburrir en ningún momento.

Quizá sea difícil explicarlo con palabras. Y con imágenes. Pero también es difícil comprender la locura de los que se ponen delante de estos bravos animales, puros y salvajes pero nobles.

El documental a mí me ha encantado, sin ser fan de las corridas de toros (más bien soy antitaurino, curiosamente) y tampoco soy especialmente forofo de los encierros de San Fermín. Quien vea esta película, aparte de llevarse un buen acervo de carácter divulgativo, tendrá una buena sensación de adrenalina y respeto hacia este acto que congrega en Pamplona a tanta gente. Conmigo lo ha conseguido. Y no me lo esperaba para nada…

Alberto Quintanilla