Conócete a ti mismo y conocerás a los demás

Conócete a ti mismo. No siempre es sencillo pero, si lo haces, conocerás casi por completo rápidamente a los demás. Tendrás mejores intuiciones y aciertos. Tendrás más recompensas y tu alma se reconfortará.

Así que, conócete bien a ti mismo y conocerás a los demás.

Quiérete a ti mismo y querrás mejor a los demás.

En ello, avanzando siempre (viajando, leyendo, escribiendo, aprendiendo, cultivando cuerpo y mente…) seguimos. Y contento de poder escribir todo esto.

****
Como epílogo a estas reflexiones, que me hago a mí mismo para recordarlas de vez en cuando en un día especial, me permito agregar esta perla que va al hilo y pertenece a “Si fueses pájaro lo entenderías”, un gran libro de David Testal.