Reflexión: Los elefantes pueden recordar…

Los elefantes pueden recordar es el título de una de las múltiples novelas escritas por la autora británica Agatha Christie. Curiosamente, de las más de 80 novelas publicadas en España por la autora, reina absoluta del misterio y la novela negra, esta que cito es quizá de las más flojas. Lo digo con conocimiento de causa al haberme leído casi todas (más de 60 seguro). En efecto, la obra no está al nivel de grandes obras como Diez Negritos, Asesinato en el Orient Express, La muerte de Lord Edgware, El misterio de la guía de ferrocarriles, Las manzanas, Asesinato en Mesopotamia, El asesinato de Roger Ackroyd, Muerte en la vicaría, El misterioso caso de Styles, Cinco cerditos, Telón (último caso de Poirot)…

Sin embargo, como decía Los elefantes pueden recordar tiene un título que me parece precioso y adecuadísimo para reflexionar brevemente sobre uno de los temas de actualidad: la famosa foto del Rey de España (D. Juan Carlos I) en Bostwana, en una cacería de paquidermos. Parece que Christie se adelantó a su tiempo y dejó claro que los elefantes pueden ser salvajes, pero nobles, hermosos pero libres… Y que aunque a veces se pidan disculpas por los errores cometidos (todo el mundo merece una segunda oportunidad), nosotros los humanos sí podemos perdonar y en poco tiempo se nos va olvidando todo pero quizá los paquidermos NO. Ellos no olvidan… y seguro que algún cazador quizá tenga desde ahora pesadillas con Dumbo.

No soy ni republicano ni juancarlista. Soy un ciudadano neutro. Dejando aparte temas e ideas políticas, lo que no entiendo es qué hace un “amante de la caza” como presidente de honor de una asociación de amor a los animales como WWF-ADENA.

‘Amo tanto la vida’ y a este blog… pero a veces el final se acerca

Que no haya más despedidas…

Lo decía Ismael Serrano. Pero al final casi siempre las hay. Este blog está casi en punto muerto y no sé cuánto más seguiré con él (no mucho, eso seguro). Quedan algunos post de cine pendientes de películas que he visto y me comprometí a colgar, además de un resumen de las mejores pelis del año 2011, que espero les guste porque estoy seleccionando entre casi un centenar de estrenos que me “tragué” este año.

El blog quedará siempre aquí pero toca dedicarse a otras cosas y proyectos. Nos leeremos. Les leeré… eso seguro. Aún quedan cosillas por colgar igualmente. No se vayan lejos aún. GRACIAS A TODOS.

Consejo: “Hay que aprovechar el tiempo, que se va…”; Harold Lloyd lo anticipó en ‘El Hombre Mosca’


FOTOGRAMA: El hombre mosca (1923)

Todos quizá tengamos algún enemigo en la sombra pero el peor de todos siempre es el tiempo. Contra él, nadie puede luchar. A todos nos acaba venciendo. Por eso, hay que tratar de aprovecharlo día a día (en ello estamos) y disfrutarlo con la gente que queremos, evitando perderlo en minucias o con los que te dañan o no te aportan nada porque no somos importantes para ellos.

Es un consejo muy manido, pero no por ello hay que olvidarlo. Tomen nota y APROVECHEN SU TIEMPO, queridos lectores. Háganlo con los que les rodean y les quieren: familia, pareja, amigos verdaderos. Eviten lo superfluo lo mejor que puedan.

Que no nos pase como a Harold Lloyd a punto de caer de esas agujas, malditos minuteros imparables.

Vendrán mejores tiempos para el cine y para todos

La vorágine de septiembre llega siempre. No suele fallar. Aunque este año parece teñirse de oscuro pesimismo. Alguien que sabe bastante (y para mí es fiable) me ha dicho que los malos tiempos económicos (incluido para el cine) seguirán así un tiempo…

De todos modos, nuestros cines se siguen llenando con nuevas propuestas y como espectador (y también como periodista) hay que desentrañar el grano de la paja y saber qué cosas buenas no se pueden escapar y evitar las mediocridades en su mayor parte. Siempre nos cuelan algo que venden como maravilloso y es tarde para reaccionar.

Lo cierto es que ni en el cine ni en la cultura española veo un futuro cercano halagüeño en general pero una voz interior me dice que sea optimista. Que la crisis general pasará. Que el mileurismo no existirá siempre y que los jóvenes tendrán futuro. Que compañeros míos de profesión tendrán más oportunidades.

Y Laurel y Hardy me dicen que aguante, me calle y tenga paciencia. Que vendrán el buen cine y mejores tiempos para todos. Ahora solo me falta creérmelo…

Sobre Gizmo, las rutinas y las reglas de los humanos

Al igual que con aquel entrañable personaje llamado Gizmo (Gremlins) había que seguir unas reglas básicas para no tener problemas (recordemos que Gizmo no podía recibir luz intensa, ni mojarse o ser alcanzado por agua, ni probar ningún alimento pasada la medianoche), los humanos también estamos rodeados de millones de reglas que son extrañas.

Papeleos, gestiones burocráticas, normas obsoletas y un mundo de apariencias que nos vuelven a veces monótonos y grises… Siempre podemos soñar con que somos Gizmo y huimos de las rutinas. Y nos divertimos.  Y el mundo es mejor.

Lo malo es que los sueños son solo sueños. Y la realidad es la realidad.

Creo que voy a revisionarme Gremlins.

“A veces trae suerte tener una mano mala”; Cita de ‘Cool Hand Luke’ y reflexión sobre la suerte

A veces se dan golpes de fortuna. La suerte es muy caprichosa, siempre lo ha sido y siempre lo será. Gente a la que le sonríen los hados, las musas, las ninfas o lo que sea. También gente a la que todo le sale al revés. Personas que no logran cosas pero al menos lo intentan… Pensamos que lo mejor es buscar la suerte pero a veces ella llega de repente. O no llega nunca. Y no hablo solo de loterías, dinero o temas materiales.

Tras esta pseudo reflexión, me ha venido a la cabeza una cita de una escena mítica de la película La leyenda del indomable (Cool Hand Luke). Una maravilla que casi todos conocen y han visto no una, sino seguramente varias veces. Una delicia del séptimo arte. Unos ojos azules imponentes de Paul Newman y una cámara y dirección magistrales de Stuart Rosenberg. A veces, la suerte viene, pero hay que buscarla. Aunque sea lanzando un farol.

Diálogo original del filme:

[Luke won a game of poker on a bluff]
Dragline: Nothin’. A handful of nothin’. You stupid mullet head. He beat you with nothin’. Just like today when he kept comin’ back at me – with nothin’.
Luke: Yeah, well, sometimes nothin’ can be a real cool hand.

Ya lo saben. Como decía ese personaje llamado Luke Jackson: “A veces trae suerte tener una mano mala”.