Consejo: “Hay que aprovechar el tiempo, que se va…”; Harold Lloyd lo anticipó en ‘El Hombre Mosca’


FOTOGRAMA: El hombre mosca (1923)

Todos quizá tengamos algún enemigo en la sombra pero el peor de todos siempre es el tiempo. Contra él, nadie puede luchar. A todos nos acaba venciendo. Por eso, hay que tratar de aprovecharlo día a día (en ello estamos) y disfrutarlo con la gente que queremos, evitando perderlo en minucias o con los que te dañan o no te aportan nada porque no somos importantes para ellos.

Es un consejo muy manido, pero no por ello hay que olvidarlo. Tomen nota y APROVECHEN SU TIEMPO, queridos lectores. Háganlo con los que les rodean y les quieren: familia, pareja, amigos verdaderos. Eviten lo superfluo lo mejor que puedan.

Que no nos pase como a Harold Lloyd a punto de caer de esas agujas, malditos minuteros imparables.

Paul Hogan, un ‘Cocodrilo Dundee’ en la setentena

Hace muy poco hablaba sobre la fugacidad del paso del tiempo. Ya estamos en el día de Reyes de 2010 (espero que todos hayan sido buenos y les hayan llegado regalos interesantes desde Oriente).

Repasando algunas noticias cinéfilas de medios internacionales me ha sorprendido ver una imagen en la actualidad de Paul Hogan, actor que se hizo famoso por su papel en la saga Cocodrilo Dundee. Con más de 70 años (los cumplió en octubre pasado) está a punto de celebrar su 20 aniversario de boda con Linda Kozlowski, coprotagonista del popular filme (ella tiene actualmente 51).

La película en la que Hogan encarna a Mick Dundee, un cazador australiano de cocodrilos recién llegado a Nueva York, le cambió la vida en todos los sentidos. Le hizo rico, popular y le trajo el amor. Además, Cocodrilo Dundee fue la película australiana más taquillera de todos los tiempos, con 360 millones de dólares en todo el mundo. Estamos hablando del año 1986.

Tras otros pequeños intentos en el cine con otros filmes, Hogan solo será recordado por la citada Cocodrilo Dundee  y su secuela Cocodrilo Dundee II (1988). La tercera parte, Cocodrilo Dundee en Los Angeles (2001) fue un fiasco comercial. Desde entonces, Hogan se dedica a vivir la vida. Y debe vivirla bien aunque es duro reconocer que el tiempo pasa para todos porque yo siempre tuve de él y Linda la imagen de aquella película y verles ahora, aunque no estén tan mal, impacta. ¿Existirá el diablo para poder hacer un pacto? ¡Yo quiero que el tiempo para mí no pase nunca!

FOTOS: MATRIXPHOTOS.COM
Fuente: DAILY MAIL