Sobre ‘El Gran Hotel Budapest’; opiniones de lo nuevo de Wes Anderson

Más de 15 actores de renombre forman parte del elenco de El Gran Hotel Budapest, la nueva fábula cinematográfica de Wes Anderson. El realizador, siempre magnífico en su aspecto artístico y visual, acoge un reparto de lujo: Ralph Fiennes, F. Murray Abraham, Mathieu Amalric, Adrien Brody, Willem Dafoe, Jeff Goldblum, Harvey Keitel, Jude Law, Bill Murray, Edward Norton, Saoirse Ronan, Jason Schwartzman, Léa Seydoux, Tilda Swinton, Tom Wilkinson, Owen Wilson…

Lo primero que me pregunto es: “¿Con este pedazo de reparto se podía haber logrado algo mejor?”. Mejor dicho: “¿Era necesario tanto actor importante en papeles tan de relleno?”.

Lo que hay que aclarar es que si estás leyendo esto y te gustaron algunas películas de Anderson como Moonrise Kingdom, Viaje a Darjeeling, Fantástico Mr Fox, Life Aquatic o Academia Rushmore aquí tienes algo muy similar a los temas que trata en todas ellas. El mismo tipo de humor, las mismas planificaciones de secuencias (ver vídeo al final del post) y muchos personajes mezclados donde al final lo que importa es más lo que ves que lo que te cuentan.

grand_budapest_hotel_Frikarte

Brevemente, para que se hagan una idea. Esto es lo que pienso a grandes rasgos:

A favor de la película: Visualmente hermosa y con colorido. Algún momento divertido. La música de Alexandre Desplat es una maravilla. El personaje de Fiennes, que tiene entidad y es el núcleo de toda la historia.

En contra de la película: Demasiados personajes grises y sin función importante. Mucha laguna argumental para contar lo que cuenta. Carece de la magia emocional que tenían Moonrise Kingdom y Fantástico Mr. Fox (sus dos mejores cintas para mí).

Como curiosidad, El Gran Hotel Budapest logró el Gran Premio del Jurado del último Festival de Berlín. Se estrena el viernes 21 de marzo en España.

Alberto Quintanilla

VÍDEO DE LA PLANIFICACIÓN en el cine de WES ANDERSON

Jornada 2 de la 11 Muestra Syfy: ‘Snowpiercer’, ‘We are what we are’ y ‘Frankenstein’s Army’

La segunda jornada de esta edición de la Muestra Syfy trajo el título más esperado del certamen (entradas agotadas con antelación, críticas previas excelentes en la Berlinale, etc). La oportunidad de ver la versión extendida de Snowpiercer (2 horas y 6 minutos) de la película por primera vez en España semanas antes de que se estrene, de la mano de Good Films en España.

El director coreano Bong Joon-ho (célebre entre los fans del género por Mother o The Host) volvía a llamar la atención con esta cinta a la que hay que alabar pero también admirar en su justa medida sin caer en falsos elogios que engañen al espectador.

SNOWPIERCER

Nos situamos 17 años después de nuestra época actual. Un fallido experimento para solucionar el calentamiento global destruyó la civilización y solo algunos afortunados supervivientes pudieron contarlo. Todos ellos recluidos en un tren que recorre todo el mundo llamado Snowpiercer, tripulado por un misterioso hombre llamado W. malviven en la cola de dicho tren. Allí son controlados por los soldados del dueño y la única solución para escapar es llegar a la cabina del tren e iniciar una revuelta. El reparto lo forman Chris Evans, Tilda Swinton, Jamie Bell, Ed Harris, John Hurt, Octavia Spencer, etc. El texto es una adaptación de la novela gráfica Le Trasperceneige, escrita por Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb.

La metáfora de la película es interesante y habla sobre el equilibrio de la Humanidad (los más fuertes existen porque también lo hacen los débiles y hay que ir equilibrando las vidas de unos y otros según los recursos). Pero Bong Joon-ho intenta mezclar elementos de acción y revueltas (bien logradas) con conversaciones profundas sobre el canibalismo, la supervivencia y las ansias de libertad del ser humano ante un sistema opresor (que puede extrapolarse desde un tren a un país o a un sistema político).

La idea es muy buena y el reparto más o menos está en su lugar, sobresaliendo Tilda Swinton como ministra que controla a los menos favorecidos. Eso sí, el montaje pulula por tantos lugares (parecen 3 películas en 1 y no sabes si Joon-ho quiere copiar a directores de acción o a Wes Anderson) que el fuelle se va apagando y las dos horas y pico se hacen densas para lo que se pretende. Buena película que muchos fans van a colocar como obra de culto pero que a mí con el tiempo se me olvidará ante las elevadas expectativas que llevaba creadas. Snowpiercer habla sobre el equilibrio. Justo ese que le falta a la propia película. Aunque el visionado es obligado para amantes de los dramas apocalípticos.

Sobre todo, un aplauso a la Muestra Syfy por haber logrado exhibirla antes que nadie.

we-are-what-we-are

Muy interesante fue el drama de terror sobre el canibalismo que nos ofreció We are what we are (traducido sería “Somos lo que somos” y lo que son en realidad los protagonistas ya se lo imaginan). El caso es que aunque hayas visto decenas de films con la misma temática, siempre es bueno descubrir nuevos elementos o momentos que llaman la atención.

Los Parker son una familia compuesta por el patriarca, la madre, dos hijas y un niño pequeño. Tras la muerte inesperada de la madre, accidentalmente, el padre obliga a su hija mayor a tomar el testigo de sus tradiciones religiosas: sacrificar al cordero. La diferencia es que su idea desde hace años es hacer dicho rito con humanos. Un doctor del pueblo empieza a sospechar y cierra el cerco sobre la familia. Con partes muy logradas y misteriosas, especialmente en el primer tramo, We are what we are mantiene planos que recuerdan muy lejanamente a Martha Marcy May Marlene y a Stoker (al menos a mí me recordó a ellas en algún momento puntual pero poco, por desgracia). El fallo del film viene en la parte final, ya que termina derivando del suspense muy cuidado al casi gore gratuito.

large_frankensteins_army

En esta jornada también tuve ocasión de ver Frankenstein’s Army. Una revisión del mito de Frankenstein enmarcado en la Segunda Guerra Mundial. Film casi amateur que usa el recurso fácil de la cámara en mano siguiendo a varios soldados rusos pro-comunistas. Un científico loco se dedica a experimentar con cadáveres y máquinas creando seres monstruosos contra los que se van encontrando dichos soldados. Planos en los que se abren los cráneos y se juntan medio cerebro de un “nazi puro” con otro medio cerebro de un “comunista puro”. Así de rallante y olvidable es esta película.

Sobre los cortos que visioné: Insectopía y Droga Perfecta solo decir que parecen largos por su pesadez y que les ahorro sus extraños y absurdos argumentos. Quizá el talón de aquiles de esta muestra. Cortos no muy buenos hasta ahora. Ni en la jornada 1 ni en la 2(*).

NOTA(*): No incluyo el cortometraje de Leticia Dolera, ‘Habitantes’, con Jose Luis García Pérez, puesto que se emitió a las 0:50 de la jornada, previo al pase de ‘Fresh Meat’ y no pude asistir a su visionado.

Alberto Quintanilla