‘Cuando suba la marea’, nuevo vídeo de Amaral

Amaral presentaron hace unos días su nuevo videoclip: Cuando suba la marea, tema incluido en su álbum Hacia lo salvaje (2011). Este disco, el sexto disco de estudio del dúo zaragozano, está sin duda entre los mejores de su carrera. Para mí su punto más álgido no fue el aclamado Estrella de mar (2002), sino justo el anterior al citado: Una pequeña parte del mundo (2000).

También me pareció muy bueno el doble álbum Gato negro, dragón rojo (2008), cuyo único pecado era la irregularidad al contener un total de 20 canciones. En otra liga juegan el interesante pero inmaduro debut Amaral (1998) y el algo recargado Pájaros en la cabeza (2005) -el menos compacto como disco pero con algunos temas impresionantes tales como Esta madrugada, Tarde para cambiar o la insuperable No soy como tú cantada junto al desaparecido Enrique Morente-.

Hacia lo salvaje incluye algunas de las canciones más hermosas de la trayectoria de Eva y Juan. Destacan este segundo single Cuando suba la marea, junto a Robin Hood, Si las callen pudieran hablar, Van como locos, Como un martillo en la pared o la que da título al disco, Hacia lo salvaje. De todos modos, mi favorita es la increíble Riazor.

Éxito merecido tras el trabajo de muchos años. Frutos recogidos y a seguir triunfando. Felicidades…

‘Vetusta Morla’ se despiden por la puerta grande en Madrid con la gira de ‘Mapas’ 2011

Eran 5 fechas en Madrid. Lograron el culmen: hacer 5 de 5. Pleno y con buena nota. Por si alguien no lo tenía claro del todo, Vetusta Morla no son solo un fenómeno ni algo pasajero. Un montón de factores se han debido dar para que su éxito haya sido tan apoteósico muchos años después de aquel lejano día en que 6 jóvenes amigos de Tres Cantos (Madrid) decidieran juntarse para componer música y “simplemente” hacer canciones.

Mapas es el colofón a Un día en el mundo, álbum de debut autoeditado tras 10 años de trabajo “sucio”. Ese trabajo en la sombra que nadie ve. Pero aunque la suerte y otras circunstancias puedan influir, el mayor premio de Vetusta Morla es que han triunfado haciendo buenas canciones. Muy trabajadas, complejas, pero al mismo tiempo pegadizas y con letras poéticas y que transmiten algo distinto. Y eso es algo que no se lo pueden negar ni sus detractores.

Asistir el pasado sábado 17 de diciembre al quinto concierto en Madrid (el último) de Vetusta Morla fue algo especial. 21 canciones sonaron (todo el álbum Mapas y casi todo Un día en el mundo -excepto La Marea, Pequeño Desastre Animal y Año Nuevo-). Además, tuvieron a Annie B. Sweet como invitada especial en Maldita Dulzura y pudimos asistir durante algo más de dos horas a la ración habitual de energía musical del grupo acompañada de la buena voz de Pucho, que sigue en forma. Los temas en directo ganan una fuerza extra más contundente que en estudio y creo que esta gira está siendo mucho más completa que la de 2009 (que es en la que tuve ocasión de verles con anterioridad un par de veces). Alucinante.

Gracias Vetustos. “Puedo saber que sin Vetusta duele más”. Volved pronto en 2012…
Aquí dejo un vídeo de El hombre del saco, realizado por un fan que estaba muy próximo a donde yo me encontraba. Por cierto, también es justo mencionar que se lo curraron los teloneros: Amigos imaginarios, quienes merecen más reconocimiento del que quizá reciben.

SET LIST. La Riviera. VETUSTA MORLA 17.12.2011

Los días raros
Boca en la tierra
Cenas ajenas
Copenhague
Un día en el mundo
Escudo Humano
Baldosas Amarillas
Maldita Dulzura
En el río
Valiente
Saharabbey Road
Canción de vuelta
Autocrítica
Rey Sol
Mapas
El hombre del saco

Al respirar
Mi suerte
Lo que te hace grande
Sálvese quien pueda
La cuadratura del círculo

‘Los amantes del círculo polar’, de Julio Medem; ‘¿Te gustan las casualidades?’

Mi película favorita, con diferencia, del director Julio Medem. Dejo un fragmento (vídeo y debajo su guión) de este rompecabezas de círculos concéntricos y personajes atrapados que se llamó Los amantes del círculo polar (1998)

“Mi madre se iba a separar de Álvaro, me propuso irme a vivir con ella” (Ana)

“El dinero que le cogí a mi padre se me estaba terminando y eso me ayudó a ponerme en marcha.” (Otto)

“Pero yo no quería vivir en ningún sitio” (Ana)

“Recuerdo que era primavera” (Otto)

Ana: – Perdona, ¿me das un cigarro por favor?
Desconocido: – Es negro y un poco fuerte.
Ana: – Lo que sea, con tal de fumar! Gracias. Yo te conozco.
Desconocido: – ¿Ah, sí? Perdona, yo a ti no.
Ana: – ¿Te gustan las casualidades?
Desconocido: Depende, las hay buenas y malas.
Ana: – Fui alumna de Sofía. Ana.
Desconocido: – Yo Javier.
Ana: – Estás separado de Sofía ¿verdad?
Desconocido: – Sí.
Ana: – Ya no quedan casualidades buenas, es culpa mía, las gasté muy pronto.
Desconocido: – Tú eres la hermana de Otto.
Ana: – Sí, tenemos los nombres capicúa, eso no se borra.

Diálogo inicial de ‘Annie Hall’, de Woody Allen

“Así es como yo veo la vida: Llena de soledad, tristeza, sufrimiento e infelicidad… y sin embargo pasa demasiado deprisa.”

Una de las mejores de Woody Allen. Nadie quiere ser Alvy Singer aunque en algunas situaciones estemos muy de acuerdo con él. Mis impresiones sobre Annie Hall ya las expresé hace tiempo. Blur también recuerda el filme en alguna canción, con habilidad en algún guiño.

Aquí tienen el guión gratis (en castellano). No tiene desperdicio…

Fragmento de ‘Vacaciones en Roma’, una de las mejores despedidas de la Historia del Cine

Esta receta incluye: Periodismo, amor, una pareja de actores excelentes y magnéticos (Audrey Hepburn, Gregory Peck), encrucijadas, giros divertidos y la città eterna de fondo. Todos los elementos perfectos para que la película no pueda disgustarme nunca… Si algún despistado no la conoce, que la apunte en su lista de pendientes ya.

-Voy a doblar aquella esquina. Tú debes quedarte en el coche y marcharte. Prométeme que no me seguirás más allá de la esquina, sino que te marcharás y me dejarás… igual que yo te dejo.

-Así lo haré.

-No sé cómo despedirme. No encuentro palabras…

-No son necesarias

VACACIONES EN ROMA (William Wyler, 1953)

‘Las consecuencias’ son inevitables

Todos los actos del ser humano traen consecuencias. Deberíamos saberlo. Deberíamos pensar y reflexionarlo unos momentos. No lo hacemos. O lo hacemos tarde. El caso es que mirando un poco hacia atrás por el espejo retrovisor veo destellos que quedaron rezagados y se esparcieron.

Hoy comienza el último mes del año 2010. Todo vuela pero nunca tanto como el tiempo. Este blog (con el nuevo formato en WordPress, tras mudarse) cumple ya un año. Le tengo cariño y sigo por aquí por eso, no por escribir (eso ya lo hago para mí). Sobre el blog, a veces siento que agoniza. Otras que resurge. Las visitas, extrañamente, suben. Mi moral, contrariamente, baja. Mi burbuja, se cierra.

No hay nada peor que sentirse un poeta mediocre que ha derramado su último tintero. Y hoy llega Bunbury a Madrid a presentar la gira de Las Consecuencias. El mismo que ha sido siempre, desde que le seguí en solitario tras adorar primero a los Héroes, uno de mis artistas favoritos. Hoy tocará una vez más en directo en la capital en el Palacio de los Deportes. Yo no estaré en esta ocasión (de las dos últimas hace ya dos años) pero su música sí está en mí y eso es lo importante, porque esta vez, a la infinitésima escucha, puede que no solo me hiera, sino que me destruya de verdad.

PD: Fin del rollo. La noche siempre fue amiga para escribir con más paz y reflexionar… No hago más que pensar en estas frases del aragonés errante. Qué maldito “cabronazo”. Si llevara sombrero, me lo quitaría.

*”Las consecuencias son inevitables: la juventud no te acompañará los próximos mil años”.

*”Cada uno se dedica simplemente a salvar su propio pellejo, g
astando la vida en viajes y festejos, haciendo planes, prestando atención a charlas sin sentido…”

LAS CONSECUENCIAS, Bunbury

‘Toy Story’ celebra el éxito de la selección española

¡¡¡Los alienígenas de Toy Story también celebran el éxito de ‘La Roja’!!!

No se pierdan estos 20 segundos… qué grandes son estos muñequitos. Pixar siempre renovando ideas, jajaja.

‘Gaviotas’, Andrés Calamaro

Sin duda, creo que más que nunca necesito ver pronto el mar. Al menos desde el horizonte.

Mucha gente odia a las gaviotas, siempre a orillas de las playas, alimentándose de restos de pescado putrefactos. A mí me gusta observarlas si casualmente viajo a algún puerto y tengo ocasión. Tienen la inmensidad del mar para ellas.

Maldito Andrés. Debería prohibirte alguien hacer canciones que hieran tanto. Y gracias por recordarnos a todos que “vivir no es vivir sin libertad…”, entre otras cosas.

GAVIOTAS (tema 8 del disco 1 de EL SALMÓN)

Alguna vez también pude llegar
a conseguir lo que siempre soñé
tuve un lugar, tuve un amor
y me quedé sin tu foto en el cajón
para mirar alguna vez.

Alguna vez no supe renunciar
y me sirvió para sufrir
porque vivir no es vivir
sin libertad y quien querer
voy a poder si nunca sale el sol.

Voy a escribir mil veces más
canciones que ya escribí
quiero volar entre los edificios
cruzar el mar como gaviotas
y ser de nuevo lo que soy yo, como siempre
podría ser posible que en invierno te olvide
y que seguir sea complicado
mejor será sacarme del costado
ese puñal que quema todo el tiempo
y que la sangre limpie lo que pueda
limpie todo lo que pueda.

‘Los habitantes’, de Enrique Bunbury (con letra)

Desde el pasado 16 de febrero está a la venta el nuevo álbum de Enrique Bunbury: Las consecuencias.

Es un trabajo muy íntimo, oscuro, poético y recomendable para escuchar con calma, en semi penumbra. Para mí, como muchos saben, se trata de un artista por antonomasia, con ganas de evolucionar (se equivoque o no) y con personalidad, que se sale de lo establecido en el panorama nacional.

Ya escuchamos hace tiempo el primer single, Frente a frente. Además de este sencillo, tras escuchar bastante el disco, mis canciones favoritas de momento son Los habitantes (ver vídeo y letra en este post), Ella me dijo que no, Lo que más te gustó de mí y De todo el mundo.

LOS HABITANTES

Habitante de mi sangre,
desde entonces hasta ahora,
rompí mi promesa y dicen
que un contrato no se puede cancelar.
No fue la curiosidad
lo que me hizo huir con ella
razones personales
que algún día contaré.

Y en mundos más allá,
o en mundos venideros,
nos echaremos de menos
o envejeceremos a la vez.

Ya no hay nada que temer
ya no hay nada que enseñar
se precipita mi debilidad
hacia la noche lenta del amor.

Nómada del corazón
vendí flores sin aroma
el aguante es importante
y the needle and the damage is done.

No hubo otra posibilidad
lo que pasa es que me miento
y prometo que no vuelvo
aunque sepa que ni lo intento.

Y en mundos más allá,
o en mundos venideros,
nos echaremos de menos
o envejeceremos a la vez.

Ya no hay nada que temer
ya no hay nada que enseñar
se precipita mi debilidad
hacia la noche lenta del amor.

‘Vinagre y rosas’. Clark Kent ya no es Supermán pero Sabina sigue siendo Sabina

Hace relativamente poco hablaba de Tiramisú de limón, el primer single del nuevo disco de Joaquín Sabina, Vinagre y Rosas. Ya ha pasado el tiempo suficiente para escucharlo reposadamente y analizar bien las canciones y su estructura.

Partiendo de la base de que es difícil ser objetivo ante un artista que nos ha demostrado siempre una trayectoria reputada, exitosa y de bastante calidad, trataré de ser muy breve para simplemente decir que este Vinagre y Rosas me parece un buen disco pero no la maravilla excelsa que algunos han asegurado que es. Además, es inevitable realizar comparativas con sus obras mágicas muy redondas como 19 días y 500 noches Física y Química e incluso otros discos notables como Yo mi me contigo o Esta boca es mía. El nuevo álbum queda por debajo de los citados aunque nos regala piezas destacables como Agua pasada, Viudita de Clicquot o Crisis. Aparte de eso, dos canciones pegadizas como Tiramisú de limón o Embustera, compuestas junto a los Pereza, merecen una buena nota, a pesar de forzar en ellas algunos elementos, como el solo de guitarra de la primera o el estribillo de la última mencionada. Hablando de estribillos, la criticada simpleza de las frases que componen el de Parte meteorológico no empaña que sea una buena canción que a buen seguro ganará adeptos con el tiempo…

En cuanto a las letras del disco, es una maravilla reconocer que hay poesía pura (se nota que ha habido un gran trabajo detrás para lograr el ajuste de frases en consonancia, en momentos precisos; esto ha sido posible junto a Benjamín Prado en diez canciones, además de colaborar Luis García Montero en otra canción dedicada al poeta Ángel González: Menos dos alas).

Así pues, si bien es cierto que los dos últimos álbumes de estudio de El Flaco eran irregulares y de producción algo más pobre (Alivio de luto y Dímelo en la calle) creo que Vinagre y Rosas es algo mejor en cuanto a arreglos pero no difieren tanto globalmente. Los tres contienen canciones fabulosas, aunque no sean excelsos en su conjunto total. Dejo a continuación en negrita mis favoritas de este nuevo trabajo:

Tiramisú de limón, Viudita de Clicquot, Cristales de Bohemia, Parte metereológico, Ay! Carmela, Virgen de la Amargura, Agua pasada, Vinagre y rosas, Embustera, Nombres impropios, Menos dos alas, Crisis, Blues del alambique, Violetas para Violeta.

Por tanto, recomendable para fans de Sabina pero dudo que gane nuevos adeptos solo con este disco. Vamos, que Clark Kent ya no es Supermán pero Sabina sigue siendo Sabina. Para lo bueno y para lo malo.

Escucha Crisis, de Vinagre y Rosas