De regreso a la infancia…

Me había puesto algo serio en alguno de los últimos posts. Hoy toca una entrada nostálgica para sacar, al menos, alguna sonrisa del pasado. He encontrado un vídeo de BRB Internacional (compañía española de animación que fue fundada por Claudio Biern Boyd) que reúne cuatro series del pasado. Esta compañía marcó, quizá sin desearlo, la infancia de millones de españoles, entre los que me encuentro. Series como Dartacán, Willy Fog, David el Gnomo o Rui, el pequeño Cid son reconocibles por casi todos los treintañeros de hoy en día. Las intros musicales de estas cuatro series aparecen colgadas en el vídeo de arriba.

Pero junto a ellas había cientos de series animadas más (fuera de la productora citada) que también crecieron junto a nosotros. Las famosas Heidi, Marco, Los TrotamúsicosCandy Candy, Los Diminutos, El Inspector Gadget, Mofli el pequeño koalaEl Osito Misha, Don Quijote de la Mancha, La Abeja Maya, Nils Holgersson, Ulises 31, La Patrulla Galáctica, Dragones y MazmorrasEl Bosque de Tallac… y cientos más. Cada link va a su intro original musical.

Y dos regalos (no animados): El Valle Secreto y Los Cinco. Dos series que revisionadas serán torpes ahora pero en su momento eran imperdibles y de obligado entretenimiento. Al menos para mí…

Habría miles de series más para comentar y recordar pero la lista sería interminable y no terminaría nunca esta entrada así que aquí lo dejo. Solo sé que no cambio mi infancia por nada. ¡Cómo pasa el tiempo!

Alberto Quintanilla

 

Algunas breves reflexiones sobre la infancia

Para saber a dónde te diriges hay que saber de dónde provienes y ahí tu refugio es la infancia. No es fácil determinar qué camino tomar pero muchas veces las intuiciones son acertadas. Soy cáncer, y dicen que a este horóscopo esas cosas se le dan bien.

No pongo dibujos animados en este post para recordar algunos momentos de niñez (esos siempre van conmigo a modo de bagaje). Los pongo porque me hacen sonreír de nuevo y eso es muy importante.

Me da pena ver a muchos niños hoy en día que dejan pronto de serlo. Algunos no dejaremos de serlo nunca (al menos un poco, mientras nos dejen). La pureza y la inocencia de un niño son sagradas. No se las destrocen nunca. O háganlo lo más tarde posible. La vida ya tiene sus complicaciones: “aventuras, desventuras sin parar”.

Ustedes ya me entienden. O quizá no. 

¡Hay muchos problemas, cosas fáciles, difíciles y gente buena y mala… aventuras, desventuras sin parar!