Stanley Kubrick, animación de todos sus filmes

Stanley-Kubrickanimacion_blogtraslaspuertas

Como complemento a este vídeo genial que encontré de Kubrick hace tiempo (genio cuadriculado) o a este documental estupendo sobre la vida del realizador … ahora llega un nuevo documento audiovisual que, a pesar de su brevedad, es todo un ejemplo de ingenio.

Toda la filmografía del maestro Stanley Kubrick a modo de títulos de crédito animados. Con referencias ineludibles y claramente identificables de cada película. GENIAL.

kubrick-old-graphiste-lille-martin-woutisseth_Blogtraslaspuertas

‘Fear and Desire’ de Stanley Kubrick

fearanddesire
Muchos creen que la primera película de Stanley Kubrick fue El beso del asesino (1955). Están equivocados.

En 1953 Kubrick rodó una película maldita de la que siempre renegó y que odió toda su vida. El filme es amateur y tiene fallos pero completamente interesante y con momentos muy buenos que anticipaban su maestría. Se trata de Fear and Desire.

Hoy domingo 27 de enero de 2013 (a las 22:00 horas) la emite por primera vez el canal cinéfilo TCM. Fue una maravilla verla en una pantalla de cine en Madrid en un pase especial para la prensa. No se la pierdan si tienen ocasión.

Mi artículo completo para TRAVELARTE

Documental ‘Stanley Kubrick, una vida en imágenes’

Un regalito de Nochebuena para todos los lectores cinéfilos, intrépidos y curiosos que se pasan por aquí. Este documental, titulado Stanley Kubrick, una vida en imágenes se realizó como homenaje al realizador al producirse su fallecimiento en 1999 (contaba con 70 años).

Narrado por Tom Cruise y dirigido por Jan Harlan, hace un recorrido completísimo por toda la filmografía de Kubrick y multitud de colaboradores y actores que pasaron por su vida hablan sobre él. NO TIENE DESPERDICIO. Kubrick, ya lo dije hace tiempo, era un genio cuadriculado, pero un artista de verdad.

Un documental maravilloso que alguien colgó subtitulado al castellano. Aprovéchenlo mientras dure abierto en la Red…

¡FELICES FIESTAS PARA TODOS!

Stanley Kubrick, un genio cuadriculado

Que Stanley Kubrick fue uno de los genios que nos ha dejado la Historia del Cine queda fuera de toda duda.

Con solo 13 películas (muchos olvidan la casi desaparecida Fear and Desire), era un ejemplo de perfeccionismo absoluto, que incluso llegaba a rozar la locura y la obsesión. Llegó a repetir secuencias más de 50 veces porque quería que todo saliera como lo tenía en la cabeza, exigiendo siempre el máximo a sus actores. Las anécdotas que dejó fueron innumerables y vienen recogidas en varios libros estupendos.

El listado de películas de Kubrick debería ser de visionado obligado para cualquier amante del cine. Aparte de la antes mencionada, dejo el resto por orden de prioridades personal (de mi favorita a la que menos me gusta): Barry Lyndon, La Naranja Mecánica, Atraco Perfecto, Senderos de GloriaLa Chaqueta Metálica, Espartaco, El Resplandor, 2001: Una odisea en el espacio,  Eyes Wide Shut, El Beso del Asesino, Lolita Teléfono Rojo volamos hacia Moscú.

Este es un gran ejemplo de vídeo resumen que demuestra el cuidado de la planificación de planos y el mimo de la simetría que Stanley Kubrick empleaba en todas sus películas.

‘Inteligencia Artificial’, injustamente tratada (yo también quiero un osito Teddy)

Inteligencia Artificial (1999) fue una película bastante vilipendiada en su momento por la crítica (especialmente debido a su extraño y alargado final) y el público no la acogió con enorme entusiasmo. El tiempo la ha colocado en un lugar destacado a pesar de sus carencias. Y es que creo que no es tan mala como pueda parecerle a mucha gente. Más bien es reivindicable y tiene toques incluso mágicos.

Sin destripar nada y dejar el misterio a quien no la haya visto aún, diré que se nota la potencia del guión, en el que tuvo muchísimo que ver la mano de Stanley Kubrick. El proyecto nunca pudo ser llevado a cabo al completo por el genial cineasta pero Steven Spielberg retomó la idea e hizo lo que pudo por convertir dicho proyecto en algo potente. Aunque es indudable que le quedó irregular, es una película memorable por muchos motivos. Una virtud: es una película que habla con maestría e ingenio sobre robots CON sentimientos.

Sin duda, aunque no es como las “consideradas sagradas” (Blade Runner, Star Wars, 2001…) creo que es de lo mejorcito que se ha hecho en la historia del cine de ciencia ficción. Y por si alguien se lo pregunta, aunque no hay por qué comparar, le diré que me gusta mucho más Inteligencia Artificial que Matrix (y por supuesto que sus secuelas infinitamente más).

Por cierto, que alguien me regale un osito Teddy, una de las joyas de la película. Me encanta ese personaje que siempre hace compañía a Haley Joel Osmen y le es fiel 100% hasta el final en sus avatares. Eso en la vida no ocurre tan a menudo con los humanos.

‘Espartaco’: una obra maestra del Kubrick menos Kubrick, para recordar a Jean Simmons

Este fin de semana pasado nos dejaba otro rostro de singular belleza personificado en la actriz británica Jean Simmons. De recibo es obligado volver a visionar, ya sea por quinta o sexta vez (nunca son suficientes) esa clásica obra épica llamada Espartaco (1960) y que supuso la obra menos personal de uno de los directores más personales que dio la Historia del Cine: Stanley Kubrick.

De casi todos es sabido que Espartaco fue un encargo para Kubrick, al que llegó de rebote. Con guión del reputado Dalton Trumbo, basado en la novela de Howard Fast, Kubrick comenzó a rodar tras la marcha (o despido) de Anthony Mann, ya que no era del agrado de Kirk Douglas.

Douglas era quien a la postre ostentaba el poder, al ser el dueño de la productora Bryna Productions, que inició el proyecto de Espartaco. Dicha productora tuvo gran acierto en una película anterior, la extraordinaria Senderos de gloria (1957), protagonizada por el propio Douglas y curiosamente también dirigida por Kubrick.

Aún así, lo que comenzó como un proyecto personal de Douglas terminó en halos de gran superproducción hollywoodiense con reparto de lujo (la propia Jean Simmons, Laurence Olivier, Tony Curtis, Charles Laughton, Peter Ustinov…) y que financió en su mayoría Universal (de ahí vino la imposición de Anthony Mann). Finalmente Mann se vio obligado a abandonar, dejando algunas escenas rodadas muy loables, como las del arranque del filme y la cantera.

La vida da muchas vueltas y cuando Kubrick aceptó el encargo, lo hizo para poder tener más libertad en el futuro. Dejó una obra que no es 100% de su sello, aunque quedó magnífica, y siempre renegó de ella porque no tuvo total libertad en la historia. Curiosamente, Espartaco se llevó 4 Oscar de la Academia… Aunque alguno alegará que Espartaco no es la mejor película de Jean Simmons, sí es una de las que más permite apreciar su talento interpretativo como Varinia, la cautiva enamorada de Espartaco.

Este post es para Jean y también es para Stanley. Seguro que cuando Kirk mire al cielo estará sonriendo con tristeza amarga por dentro y les recordará…

El ‘Napoleón’ de Kubrick, la mayor película jamás filmada, a la venta en libro (el post incluye vídeo)

Uno de los mejores cineastas de la historia, Stanley Kubrick, perfeccionista hasta límites insospechados, con 13 grandes películas en su haber (alguna de ella considerada “obra maestra”) abandonó este mundo con una frustración. Nunca pudo filmar lo que fue una de sus obsesiones durante años: la vida de Napoleón Bonaparte.

¿Hubiera tenido reminiscencias y similitudes con su colosal Barry Lyndon? Seguramente. También cabe preguntarse: ¿Tendría planos tan prometedores como los de 2001: una odisea del espacio? ¿Violencia directa como La naranja mecánica o belicismo como La chaqueta metálica? ¿Llevaría el ritmo preciso de Atraco Perfecto o Senderos de Gloria? ¿Contendría algo de humor ácido como Teléfono Rojo? ¿Habría batallas similares a las de Espartaco? ¿Desprendería la sensualidad de Lolita? ¿La tensión de El resplandor? ¿La elegancia incomprendida de Eyes Wide Shut? Ya nunca se sabrá. Tras trabajar en otros asuntos a lo largo de su vida, siempre estudiaba de forma paralela este proyecto. Por eso, la figura de Napoleón persiguió a Kubrick hasta el fin de sus días.

Sale ahora a la venta un completísimo libro de la editorial Taschen que recopila todo el material del director sobre esta obra que nunca llegó a rodarse: Stanley Kubrick´s Napoleón; The greatest movie never made (El Napoleón de Stanley Kubrick; La película más grande jamás filmada). La obra reúne más de 2.000 páginas repartidas en 10 tomos con imágenes, apuntes, documentos y el guión final de lo que iba a ser el filme. Alucinante. (RECOMIENDO VER EL VÍDEO, QUE ESTÁ AL COMIENZO DEL POST).

En 1971 Kubrick ya explicó que se preparaba para “hacer la mejor película jamás realizada”. Los productores (MGM y United Artists) no creyeron en el proyecto y quedó en el limbo pero el director recopiló material sobre el personaje de Napoleón hasta el fin de sus días, en 1999. De hecho, Kubrick escribió que el proyecto tenía: “Todo lo que una buena historia debe tener. Un héroe colosal. Enemigos poderosos. Combate armado. Una historia de amor trágico. Amigos leales y traidores. Y mucha valentía, crueldad y sexo”.

Los datos que se conocen sobre lo que Kubrick tenía pensado para su Napoleón son:

*Se manejaba un presupuesto de 5 millones de dólares para la producción.

*Necesitaría aproximadamente unos 30.000 extras.

*Contaría con estrellas internacionales de renombre (sonaron Alec Guinness, Peter O’Toole, Jean Paul Belmondo y Jack Nicholson). También Charlotte Rampling y Audrey Hepburn (aunque ésta declinó participar cuando leyó el guión).

*Kubrick leyó cerca de 500 libros de Napoleón y la Revolución Francesa y él y sus ayudantes recopilaron 15.000 fotos y 17.000 diapositivas sobre objetos, uniformes, escenarios y documentos de la época entre 1769 y 1830.

*El filme duraría unas tres horas y se rodaría en Rumanía, Francia e Inglaterra.

*El guión, firmado por Kubrick, mostraba a un Napoleón veinteañero, que participaba de la toma de La Bastilla, en 1789. La historia explicaba su nacimiento y también la muerte del emperador francés, además de su romance con Josefina.

A pesar de que nunca se filmó, mirando el lado positivo, tenemos que mucho de lo que Kubrick aprendió de la época del romanticismo le sirvió para crear en 1975 Barry Lyndon, quizá una de sus obras más infravaloradas, complejas y perfectas, artística y visualmente.

Imágenes extraídas de: BRAINPICKINGS.org